Nueva entrega de American Pie renueva la comedia juvenil más exitosa de la década

Este jueves se estrena el octavo filme de la saga, que ha recaudado en total más de US$ 800 millones.

por A.D.R.
Ampliar

En esta, la octava entrega de la saga American pie, Jason Biggs y Seann William Scott no sólo repiten sus roles protagónicos de Jim Levenstein y Steve Stifler. También figuran como productores ejecutivos del filme. Una especie de "categoría especial" concedida a estos dos actores -ahora de 33 y 35 años, respectivamente-, los primeros en sumarse a un proyecto que Universal Pictures comenzó a idear en 2008 y que intenta renovar la exitosa respuesta que ha tenido la franquicia durante la última década.

Claro que este nombramiento no fue gratis para Biggs y Scott. Ambos debieron pasar varios meses contactando a sus ex compañeros de elenco para intentar convencerlos de unírseles en la cinta, cuya trama se ambienta 13 años después de la historia original. Finalmente, los actores lograron lo que incluso no se había conseguido en la tercera parte, de 2003 (American pie: la boda): reunir a todo el elenco de la comedia de 1999, desde los personajes protagónicos hasta los secundarios.

"Para algunos de ellos, volver a estos personajes es algo agridulce. En estos años no han tenido proyectos tan exitosos como éste e incluso algunos no han seguido actuando", comentó a USA Today Chris Moore, uno de los productores de American pie: el reencuentro, que se estrena este jueves en los cines chilenos.

Bajo la dirección de Jon Hurwitz y Hayden Schlossberg (la dupla tras la comedia Harold & Kumar), la nueva American pie muestra a los personajes centrales llevando una vida más adulta, claro que con dispar suerte. El desventurado Jim Levenstein, por ejemplo, ahora es padre de un niño, pero sufre por la falta de pasión con su esposa, Miche- lle (Alyson Hannigan); mientras que "Oz" Ostreicher (Chris Klein) tiene a una modelo como novia y se dedica a comentar deportes en la televisión. Una reunión de ex alumnos será la excusa para reencontrarse e intentar revivir, por un fin de semana, el desenfreno de su adolescencia.

Con constantes referencias a los filmes anteriores, la cinta recupera algunos rostros que despegaron en Hollywood gracias a la comedia de 1999 -como Mena Suvari y Tara Reid-, además del veterano Eugene Levy, padre de Jim en la historia y el único actor que ha estado en las ocho películas de la saga, incluyendo cuatro títulos que pasaron directamente al DVD.

Revelación

Con sólo US$ 11 millones de presupuesto y un elenco compuesto por un grupo de veinteañeros poco conocidos en ese entonces, American pie se transformó en la comedia revelación de 1999, recaudando US$ 235 millones en el mundo. La que parecía ser una comedia adolescente más, se encargó de darle un nuevo impulso al subgénero, con una fómula en el papel sencilla -jóvenes perdedores y chicas con poca ropa-, que logró identificar a buena parte de una generación.

Fue el caso, por ejemplo, de los directores de la nueva entrega, que cuando se estrenó el filme original aún eran estudiantes de cine. "Cuando vi el trailer de American pie mi corazón se apagó. Llamé a Hayden y le dije 'No vas a creerlo, alguien hizo nuestra película'", recordó Jon Hurwitz en Los Angeles Times.

Pese a que la crítica nunca ha estado de su lado, la saga se las ha arreglado para conservar una legión de seguidores y reunir más de US$ 800 millones durante los últimos 13 años. Y aunque desde su estreno, el 6 de abril, American pie: el reencuentro no ha tenido el éxito de sus antecesoras, se mantienen en los primeros lugares de la taquilla estadounidense, por detrás de Los juegos del hambre.

  • Sé el primero en comentar comentarios
     
SUPLEMENTOS Y REVISTAS

Cultura&Entretención

Página 73
      LaTercera.com
      SIGUENOS TAMBIEN EN:
      ACTUALIZA TU EXPLORADOR: