Cumpeo, el nuevo territorio de Condorito

El pueblo, a tres horas de Santiago, busca ser la primera ciudad temática del país.

por Silvana Fuentealba
Ampliar

Aunque hoy los días pasan lentos en Cumpeo, caminar por esta localidad en el futuro será igual a la diversión imaginada por Pepo en una de sus historietas más conocidas. Para desayunar, por ejemplo, se podrá comprar una crujiente marraqueta en la panadería Migajas, el almuerzo sería recomendable en el restaurante El Pollo Farsante y la diversión de la noche, en el bar El Manicomio. Y si tanta entretención lo deja con algunos malestares, la farmacia Sin Remedio de seguro tendrá algo para superar las molestias.

Y todo porque en Cumpeo, una localidad que no supera los 4.000 habitantes, sus relajados vecinos están conscientes de ser los protagonistas de uno de los más famosos cómics chilenos. Por eso están cambiando las fachadas de sus locales comerciales y trabajando para convertirse en el primer pueblo temático del país.

Allí vive hace dos años Leonor Inzunza, una peluquera a la que ya le da igual si la llaman por su nombre o le dicen Yayita. "Es un juego, una propuesta entretenida que nos da la posibilidad de echar a andar la creatividad", dice la mujer, en medio de coquetas sonrisas.

Yayita Estilo está a 300 metros de la plaza del pueblo y, además de una peluquería estampada con dibujos de la atractiva novia de Condorito, tiene salones de eventos, cabañas y una piscina para quienes busquen panoramas en el tranquilo pueblo.

Los herederos de la tradición no están bromeando. "Queremos un desarrollo integral de la comuna. Hay trabajo, pero es muy sacrificado, y queremos entregar otra herramienta, que es el tema turístico", anuncia el alcalde de la comuna, Claudio Guajardo.

El pueblo es una de las tres localidades caricaturizadas bajo los trazos de Pepo. Pelotillehue, el hogar imaginario de Condorito, y Buenas Peras, el pueblo antagonista, sólo viven en la historieta. Cumpeo, sin embargo, existe y quiere convocar a más turistas de los 2.000 que recibe anualmente. "Cumpeo es como se ve en la revista y los personajes que aparecen los van a encontrar acá", agrega entusiasmado el alcalde.

Plan de emprendimiento

En el pueblo se dedican principalmente a la actividad agrícola. Las plantaciones de manzanas, uvas y arándanos tapizan los campos y nutren de trabajo a los habitantes. Ahora, según el municipio y otros 25 microempresarios, el turismo podría ser una nueva fuente laboral.

"Mi producto va a estar en el restaurante El Pollo Farsante, en el bar El Tufo, en la ruta de Condorito", asegura Miguel Muñoz, técnico en vitivinicultura y creador del vino Tres Tiritones. Es un vino dulce y espumoso, hecho para el paladar chileno, explica el gestor de la idea, quien ya ha repartido botellas en ferias y exposiciones.

Al igual que Leonor, la peluquera, Miguel Muñoz forma parte del grupo de emprendedores que está adaptando su rubro a alguno de los negocios presentes en la historieta. Postularon a fondos concursables y este año, además de recursos económicos, recibirán capacitaciones en gestión empresarial, cursos de cocina y talleres para ofrecer el mejor servicio a los turistas que esperan atraer.

Alamiro Muñoz, por su parte, es el ingeniero agrícola padre de la cerveza Tome Pin y Haga Pun. El brebaje fue creado en dos versiones, una rubia de 5° y una negra de 5,5°. Las botellas son coleccionables y valen $ 1.500, en la versión de 500 cc. Cada envase destaca en su diseño algún personaje de Condorito.

"Soy bien optimista. La cerveza se parece a la revista y yo lo comparo con lo que está sucediendo con las (cervezas) Duff de Los Simpson, que se están vendiendo en todo el mundo", anuncia esperanzado Muñoz, quien agrega que su personaje favorito es Garganta de Lata.

El diseño y presentación de su cerveza fue inspiración de los propios dibujantes de Condorito. La productora Emu Films, encargada de colorear las revistas provenientes de Televisa, ha ideado los logos, pinturas, letreros y todo lo que tenga que ver con el nuevo hogar del famoso pájaro.

"Es un sueño. Creo que es una manera de comprobar que el emprendimiento y la creatividad pueden sacar adelante a un pueblo. Cumpeo debería ser la capital del cómic en Chile", asegura Ricardo Amunátegui, integrante de la productora.

A las afueras de Cumpeo, en tanto, por sólo $ 4.000 se consigue un cocimiento de pollo y mariscos, todo preparado en horno de barro, que después se acompaña de papas y ensaladas de la estación. Es la creación de Andrés Silva, el chef de El Pollo Farsante.

"Me está yendo bien desde que pusimos el letrero de Condorito. La gente llega, quiere ver la ciudadela, sacarse fotos. Los fines de semana me dedicaba a ver fútbol y a dormir la siesta, ahora tengo que tener pollo y se vende todo", explica Silva.

El pueblo se lanza en su aventura en septiembre y espera tener, de aquí a 2013, a la comuna completa diseñada en función de la historieta.

El proyecto incluye la creación de un museo y señalética de madera, con los personajes de Condorito integrados a la estructura. La municipalidad, en tanto, recibirá a los visitantes con un clásico "Plop!" diseñado en sus ventanas.

  • Sé el primero en comentar comentarios
     
SUPLEMENTOS Y REVISTAS

País

Página 18
      LaTercera.com
      SIGUENOS TAMBIEN EN:
      ACTUALIZA TU EXPLORADOR: