Clima laboral y sueldo: los principales factores para sentirse feliz en el trabajo

Una encuesta de Adecco mostró que casi el 90% de los consultados declaró estar feliz en su cargo, un componente que puede ser clave para elevar la productividad y reducir la rotación.

por Jorge English G.

ES habitual escuchar que un empleado contento con su trabajo rinde más, genera un buen clima laboral y ayuda a mejorar el balance corporativo. A la luz de los resultados de un estudio realizado en la Región Metropolitana por la multinacional de recursos humanos Adecco, la situación en Chile está cerca de ser óptima en este sentido, puesto que arrojó una cifra que puede resultar sorprendente: nueve de cada diez personas consultadas afirmaron estar feliz en su actual posición laboral.

La noticia es buena para las empresas que procuran generar condiciones para tener empleados satisfechos, ya que estar feliz en el trabajo normalmente se refleja en conductas de entrega y compromiso, baja rotación de personal y ausentismo, y niveles de rendimiento superiores a los esperados. Incluso los mismos empleados están de acuerdo con la aseveración: el 98% de los encuestados señaló que la felicidad con su trabajo conllevaba ser más productivo en sus funciones.

"Además, esta condición influye directamente en el compromiso que un trabajador tiene con el empleador; una persona que es feliz en su cargo quiere que le vaya bien a la empresa donde trabaja", explica Nicole Papazian, jefe de Marketing & Comunicaciones de Adecco.

Pero, ¿qué es lo que hace que una persona llegue a declararse feliz con su trabajo?

Dentro de los factores más importantes para ello destaca el ambiente laboral. El 77% de las respuestas señaló esta característica como la primera opción. La segunda variable con mayor cantidad de elecciones es el sueldo, con un 70%, seguido de la realización personal, que alcanzó un 48% de las preferencias.

La encuesta también mostró que un 56% de las personas asegura que necesita reconocimiento para ser feliz en su actividad laboral, mientras que un 44% no lo percibe de la misma forma.

Leonardo Liberman, profesor de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales y de la Escuela de Psicología de la Universidad de Los Andes, acota sobre la materia que, en general, la satisfacción laboral está directamente relacionada a la presencia de ciertas características en el puesto de trabajo, tales como la presencia de desafíos, la retroalimentación y el reconocimiento por la tarea. Además, influyen la sensación de responsabilidad, autonomía, significancia y variedad de la tarea.

"Otros aspectos presentes e importantes en el ambiente laboral son los llamados higiénicos. Estos no motivan a las personas per se, pero sí generan insatisfacción en las personas cuando están ausentes o son deficientes. Entre éstos se pueden mencionar el ambiente físico de trabajo, la seguridad laboral, la remuneración, las políticas de la organización, las relaciones con los pares y la calidad de la jefatura. La combinación y funcionamiento óptimo de esos factores sería la base de un buen ambiente laboral", agrega Liberman.

El peso del cargo

Una de las conclusiones del estudio es que la felicidad no depende del cargo. Esto se desprende del hecho de que el 84% de los encuestados piensa que las responsabilidades o bien la mayor visibilidad que tenga una posición no significa necesariamente que la persona vaya a ser más feliz en su función.

"Un individuo con un cargo de mayor responsabilidad generalmente tiene mayor cantidad de trabajo y una difícil desconexión de lo laboral, incluso durante sus vacaciones, lo que afecta su calidad de vida", opina Nicole Papazian acerca de este punto.

La investigación también se centró en las consecuencias que tendría un aumento de los niveles de felicidad de los empleados en su trabajo. Las respuestas de quienes participaron en el estudio fueron que mejoraría el rendimiento (77%), dos tercios opinaron que se produciría un aumento del compromiso con la empresa, mientras que el 63% señaló que influiría en un incremento de la productividad.

Distinta es la visión acerca del impacto de la felicidad en el trabajo sobre el poder de negociación, la capacidad de liderazgo y la de adaptación, factores que recibieron muy bajas valoraciones.

La conclusión global, en todo caso, apunta a que si un trabajador es feliz en lo que hace, esto se transforma en un factor relevante que los empleadores deben considerar para retener a sus colaboradores. La plena comprensión acerca de la importancia de este aspecto es todavía más importante cuando la baja tasa de desempleo genera múltiples oportunidades laborales en el mercado, llevando a que la gente que no es feliz en sus funciones aproveche este momento para cambiarse de trabajo, con la consiguiente pérdida de talento para las empresas.

Echar el tiempo atrás

La encuesta realizada por Adecco consideró una muestra de 700 personas de la Región Metropolitana que al momento de la consulta se encontraban ocupando un puesto de trabajo.

Entre los datos anexos encontrados a partir de los resultados del estudio, cabe mencionar que la gente asigna poca importancia a la cercanía del lugar de trabajo y los beneficios sociales a la hora de priorizar los aspectos que contribuyen a su felicidad laboral.

Además, pese al altísimo porcentaje que declaró sentirse feliz con su trabajo, el 37% de los consultados señaló que se cambiaría de profesión si pudiera echar el tiempo atrás. Y el 30% expresó que dejaría su actual ocupación para intentar ser más feliz.

  • Sé el primero en comentar comentarios
     
SUPLEMENTOS Y REVISTAS

Negocios

Página 36
      LaTercera.com
      SIGUENOS TAMBIEN EN:
      ACTUALIZA TU EXPLORADOR: