Alfonso Swett Opazo, director ejecutivo de Forus:

"Un alza en los impuestos va a afectar la inversión y la productividad"

El empresario asegura que no hay una justificación para elevar el impuesto a las empresas, ya que no se han planteado proyectos para financiar.

por María José Tapia
Ampliar

En enero, el director ejecutivo de Forus, Alfonso Swett Opazo, en su calidad de asesor económico de Conapyme presentó un proyecto de reforma tributaria para la pequeña y mediana empresa al Ministerio de Hacienda. En él puntualizó que un alza en los impuestos a este sector "podría ser tremendamente compleja" y complicar el financiamiento. "Cuando le sacas caja para pagar impuestos, le tocas el capital de trabajo, y hoy el principal problema es acceso al capital de trabajo", dice.

Ante eso propusieron medidas concretas, entre las cuales destaca ampliar el 14 Quater a $ 99 millones, permitir el pago del IVA a 60 días -hoy se hace mensualmente- e introducir incentivos al crédito, como la eliminación del impuesto de timbres y estampillas.

El empresario ha analizado el tema tributario no sólo desde la pyme. Como asesor de la Sofofa, también le ha tocado participar de cerca del debate sobre un alza impositiva a las empresas, incremento que, a su juicio, golpeará directamente la inversión y la productividad.

¿Cómo evalúa el debate en torno a la reforma tributaria?

Es muy triste mirar esto. El gobierno lo ha hecho muy bien en términos macroeconómicos, en particular el Ministerio de Hacienda. Después de caer en productividad, levantaron la productividad, ha aumentado el capital. Entonces, se ha generado esta sensación de riqueza y que, por ende, es la hora de pedir que se reparta. El problema es que esto ha ido acompañado de un mal manejo político. Hoy estamos mirando la riqueza que se generó en este período, más la deuda con el pasado, pero no estamos mirando los efectos a futuro. No cabe ninguna duda de que un aumento en los impuestos va a afectar la inversión y la productividad.

¿Es necesaria esta reforma?

Se hace necesario un perfeccionamiento. Hay una serie de elementos a perfeccionar y estoy de acuerdo con ese concepto. Hay hoyos negros que permiten elusión y evasión. Ahora, si me preguntas si es necesario llevar el impuesto a las empresas al 20%, 25% o a lo que quieran, creo que no. Se está formando un problema histórico, con una sensación de riqueza del presente, pero no se están viendo dos cosas. La primera es que algunos dicen subamos el impuesto al 25%, pero ¿qué es lo que hay que financiar con 25%?, ¿cuál es el proyecto que hay detrás? Hay que tener los proyectos y luego ver cómo lo financiamos.

Hay que ser muy cuidadoso con los mensajes que se están dando. Pareciera que vamos a castigar a las empresas por haberles ido muy bien. Eso es lo que le preocupa a todo el sector empresarial. Este país para crecer necesita inversión, y si les dices a los empresarios que cada vez que les vaya bien, no lo vas a aceptar, eso hace que una empresa empiece a pensar más cómo y en qué va a invertir.

Estamos dispuestos a elevar impuestos, pero póngannos los proyectos y analicemos los efectos a futuro en inversión, inflación y productividad.

Lo segundo es que acá hay recursos muy mal administrados y ¿dónde en esta discusión está el término de eficiencia?

El año pasado el impuesto ya fue de 20%...

Tenemos un problema como país y es que estamos administrando promedios. Efectivamente, producto de lo bien que se ha hecho macroeconómicamente el promedio es positivo, pero ahora desglosemos lo que está pasando. Las pymes en 2011 están en una situación quizá tanto o igualmente vulnerables que anteriormente, y es la que genera empleo. En el promedio se esconden muchas cosas.

¿Se ha podido dimensionar el costo de tener un impuesto del 20%?

Hay un tema más profundo de si es 18% o 20%, y es que estamos politizando el tema de los impuestos, el tema de la productividad y, en general, los temas de largo plazo. Estamos olvidándonos del futuro. Perdimos la capacidad de soñar un Chile mejor. La agenda se transformó en una mala agenda y es claro que la ciudadanía no valida esa agenda. Esa agenda se está volviendo populista, y eso tiene efectos futuros.

De hecho, han sido los sectores reales los que han tenido que salir a proponer cosas a raíz de esa agenda, como la propuesta de la CPC y CUT. Debemos estar orgullosos por el diálogo social que se está formando entre trabajadores y empresas, que antes aparecían como dos elementos antagónicos. Todo esto nos ha llevado a unirnos más que nunca.

¿Está a favor de que baje el impuesto a las personas?

Me parece razonable la carga tributaria de las personas. Yo pongo más énfasis en la productividad y competitividad, y es el impuesto a las empresas el que tiene más impacto en esos temas. El impuesto a las empresas que se paga en Chile equivale al 5,6% del PIB, el promedio de la Ocde es 3,9%.

¿Piden que baje?

No estamos en el debate de que baje, sino en que tratemos el tema en forma responsable y con una visión de futuro. Ahora se ha transformado en una especie de circo político. Va a venir el gobierno ha decir 20%, van a salir otros sectores diciendo 24%, otro 28%, pero por qué.

"No tengo interés en presidir la Sofofa"

Hace unos meses, el nombre de Alfonso Swett Opazo salió a la palestra como posible sucesor de Andrés Concha en la presidencia de la Sofofa en miras de un posible cambio generacional. El empresario, sin embargo, asegura no estar interesado en asumir esa candidatura. "No tengo interés en presidir la Sofofa", afirma. Agrega que "los cambios generacionales no son buenos porque sí. Si me dijeran que hay una debilidad en el liderazgo, un líder desgastado, diría que sí, pero no es el caso de la Sofofa".

Valora de esta manera el trabajo realizado por Andrés Concha. "Creo que hay Andrés Concha para rato. Es una persona que admiro mucho por sus conocimientos y la profundidad con que aborda los temas. Es un gran líder", señala.

Destaca, además, que la Sofofa permite poder proponerle proyectos "al país desde la segunda o tercera línea". "Hoy tengo una doble militancia: como asesor económico de la Conapyme que lo hablé con Andrés y me dijo que lo tomara, y como consejero de la Sofofa", dice. Destaca que "si hubiese habido alguna ambición (de ser electo presidente), creo que no habría tomado lo de la Conapyme".

Swett espera que Concha sea reelecto como titular de la entidad gremial en las próximas elecciones de Sofofa.

  • Sé el primero en comentar comentarios
     
SUPLEMENTOS Y REVISTAS

Negocios

Página 23
      LaTercera.com
      SIGUENOS TAMBIEN EN:
      ACTUALIZA TU EXPLORADOR: