Documental con coproducción chilena gana Festival de Guadalajara

¡Vivan las antípodas!, de Víctor Kossakovsky, refleja lugares geográficamente opuestos.

por Jorge Letelier
Ampliar

Es una pregunta que nos hacemos desde la infancia: ¿Qué hay bajo nuestros pies? En rigor, ¿que hay al otro lado del mundo? El lugar común dice China y que todos viven de cabeza. Pero sabemos que no es así.

Esta inquietud infanto-geográfica se le vino repentinamente a la mente al reputado documentalista ruso Víctor Kossakovsky cuando vio a un hombre pescando en Argentina. Imaginó que el hilo de su caña atravesaba el planeta y aparecía en el otro extremo. Así, siguiendo un deseo de niño, eligió ocho lugares de la Tierra y su correspondiente opuesto para realizar un juego visual en que cada uno de estos vínculos fueran explicados cinematográficamente, además de retratar las costumbres y la humanidad de personajes que viven, en apariencia, en regiones tan radicalmente diferentes.

El resultado del experimento es ¡Vivan las antípodas!, un documental de producción alemana/holandesa/argentina/chilena, que en la noche del sábado se alzó con el premio al mejor Largometraje Iberoamericano Documental del Festival de Guadalajara 2012. Producido en su costado nacional por Aplaplac (31 minutos), la cinta rodó su parte local en el extremo sur (Torres del Paine fue una de ellas) como inverso de su símil al otro lado del mundo: el lago Baikal de Rusia.

"Nos unimos al proyecto en el pitching (presentación) que se realizó en el IDFA (Festival de Documentales de Amsterdam)", cuenta Juan Manuel Egaña, productor ejecutivo de Aplaplac. "Víctor vino dos semanas a escoger locaciones y luego a filmar, y quedó muy impresionado con la geografía chilena", resume.

La cinta se estrenó oficialmente en la inauguración del pasado Festival de Venecia 2011, y estuvo recientemente en Mar del Plata. Los planes de Egaña y el resto de los productores es participar en el próximo Sanfic (en agosto) y aprovechar de hacer una retrospectiva con la obra de Kossakovsky.

Pero ¡Vivan las antípodas! no fue el único filme chileno que logró traerse un botín desde México. En una jornada generosa para el cine local (y que comienza a repetirse en distintos festivales, como lo sucedido recientemente en Sundance y Rotterdam), otras tres cintas lograron premios y reconocimientos en el importante certamen azteca.

Violeta se fue a los cielos y su protagonista Francisca Gavilán prosiguieron su imparable camino de reconocimientos al conseguir el premio a la mejor actriz en la categoría de Largometraje de Ficción Iberoamericana, además del premio Fipresci de la Prensa Especializada. El galardón al mejor filme de la categoría fue para la argentina Abrir puertas y ventanas, de Milagros Mumenthaler.

Por otra parte, la ascendente cinta El salvavidas, de Maite Alberdi, logró la Mención Especial en la misma categoría que ¡Vivan las antípodas!, el Largometraje Iberoamericano Documental.

Alberdi, reciente ganadora del pitching del Forum del IDFA (el más importante del género en el mundo) por su nuevo filme, La once, confirma así su estatus como promisoria documentalista.

La cuarta cinta que obtuvo un reconocimiento en Guadalajara fue Te creís la más talentosa, de "Che" Sandoval, secuela del éxito de 2010 Te creís la más linda, pero erís la más puta, que como proyecto sin finalizar (work in progress), se adjudicó el premio Titra para subtitulaje y exhibiciones.

  • Sé el primero en comentar comentarios
     
SUPLEMENTOS Y REVISTAS

Cultura&Entretención

Página 40
      LaTercera.com
      SIGUENOS TAMBIEN EN:
      ACTUALIZA TU EXPLORADOR: