Las razones de Roger Waters para negar sus dichos sobre Malvinas

A partir de una decisión propia y tras reunirse con la diplomacia inglesa, el músico desmintió que haya apoyado la causa argentina.

por Claudio Vergara
Ampliar

El pasado domingo, Roger Waters arribó a Buenos Aires levantando polvareda no sólo por la colosal marca de los nueve shows que despachará desde esta noche en el estadio de River Plate; el inglés también se ganó los titulares al echar pie atrás en las declaraciones que hizo la semana pasada en Chile, cuando dijo que las Malvinas "deberían ser argentinas".

En un comunicado, el ex Pink Floyd relativizó sus aseveraciones y aseguró que jamás dijo que las islas pertenecieran a Argentina. "Hace poco di una conferencia en Santiago donde respondí a preguntas por más de una hora. Como no hablo español, mis respuestas fueron traducidas por un intérprete. Me consultaron por las Malvinas/Falklands y di una respuesta exhaustiva. Un periodista de Argentina me malinterpretó y escribió un artículo en un diario argentino, citando que declaré categóricamente que las islas pertenecen a la Argentina. No dije nada por el estilo", introduce la carta, que luego remata en un análisis histórico del conflicto, donde culpa al ímpetu colonialista de las monarquías europeas y a los líderes que azuzaron la guerra de 1982, para finalmente abogar por la paz y el entendimiento.

Según distintas fuentes involucradas en el paso del bajista por Santiago, la decisión de girar su opinión fue totalmente propia y buscó evitar una escalada de conjeturas en torno a un tema sensible, sobre todo al advertir que su estadía en esa ciudad durará casi un mes (su último recital es el día 20). Por ello, la idea sería prevenir chauvinismos o que su imagen fuera asociada de manera populista a la causa argentina.

Eso sí, la determinación la habría tomado tras la serie de reuniones privadas que tuvo la semana pasada con Jon Benjamin, embajador británico en Santiago y la persona más cercana al músico en el país. Consultado por el tema, Benjamin no desmiente la información y dice: "Mis conversaciones con Roger son totalmente privadas y no puedo traicionar los temas que tratamos. Además, él es responsable 100% de lo que dice, es una persona libre y que se sabe manejar muy bien a nivel público. Como gobierno, no nos involucramos en pensamientos de particulares".

En tanto, la prensa inglesa y argentina han puesto el foco en el puñado de errores que contiene el comunicado del hombre de The Wall. Partiendo por la génesis de los dichos: aunque Waters efectivamente habló de las Malvinas en su cita con la prensa, sólo atinó a rechazar las actuales fricciones y a decir que "la guerra de las Malvinas salvó la carrera política de Thatcher, pero mató a muchos británicos y argentinos". A cambio, la frase en cuestión la lanzó en una entrevista con Amaro Gómez-Pablos en TVN. Además, su texto hace referencia a un analista chileno que calificó el conflicto como "dos calvos peleando por un peine", cita que, según puntualizan en la prensa de Argentina, pertenece al escritor Jorge Luis Borges.

  • Sé el primero en comentar comentarios
     
SUPLEMENTOS Y REVISTAS

Cultura&Entretención

Página 47
      LaTercera.com
      SIGUENOS TAMBIEN EN:
      ACTUALIZA TU EXPLORADOR: