Santiaguinos viajaron ayer en Metro sin pantalones

Fue parte de una intervención urbana que nació hace 11 años en Nueva York y que un grupo de capitalinos quiso emular.

por Catalina May
Ampliar

A las cuatro y media de la tarde de ayer, en la estación del Metro Salvador, diferentes grupos de jóvenes se subieron a varios vagones del tren subterráneo y una vez adentro del carro, ante la mirada atónita de los pasajeros, se sacaron los pantalones para continuar, en ropa interior, su viaje hacia el poniente. Mientras unos se bajaban en Universidad Católica, otros llegaban hasta Santa Lucía, el destino final.

Todo era parte de la primera versión de El Paseo en Metro sin Pantalones, una intervención urbana que comenzó hace 11 años, con un grupo de siete amigos en Nueva York, y que se fue expandiendo hacia otras ciudades del mundo, hasta llegar a las 60 urbes. De hecho, ayer se hizo la misma actividad en Jerusalén, Viena, Ciudad de México y Melbourne, entre otras.

"Esto se pone más popular cada año. Nunca me imaginé que esto iba a pasar cuando lo inventamos con mis amigos. ¡Agradezcan en Santiago que ustedes están en el hemisferio sur, donde está más caluroso!", asegura desde EE.UU. Charlie Todd, uno de sus creadores.

El publicista Marcelo Palma (27) fue quien trajo este año la idea a la capital y la divulgó por las redes sociales. "Yo seguía al grupo organizador Improv Everywhere porque me gustan estas acciones espontáneas que se generan en la ciudad. Cuando supe que venía otra versión de esta actividad, vi que en la lista de las ciudades no estaba Santiago y que era posible incluirla. Esto no fue una protesta ni nada por el estilo, la idea era sacarle una sonrisa a la gente que iba en el Metro, y creo que lo logramos", explica.

Aunque eran 600 los inscritos en Facebook -uno de los medios por los que se convocó esta actividad-, hasta la estación Salvador sólo llegaron 40 personas, un número suficiente para que durante los 40 minutos que duró la actividad provocaran, primero, la sorpresa de los pasajeros y, luego, una risa generalizada.

El publicista Ignacio Varas (21) fue uno de los participantes. Para la ocasión usó un calzoncillo blanco con estampados, el que le había regalado su polola: "Es algo diferente dentro de lo convencional y fome que es Santiago, sobre todo en el verano. Creo que está bien soltarse un poco y atreverse".

Los guardias del Metro estaban al tanto del evento y se mantuvieron atentos, pero no intervinieron, pues aseguraron que subirse a los carros del tren en ropa interior no está sancionado por la ley. Catalina Fernández (19) viajaba desde Pudahuel Sur al Parque Arauco cuando los pasajeros sin pantalones la sorprendieron. "Es raro, nunca pasa esto acá, pero es entretenido", dijo, advirtiendo que no lo haría.

Finalizada la intervención, el grupo se juntó afuera de la estación Salvador para sacarse una foto y compartir la experiencia. "Mi evaluación es positiva. La gente lo pasó bien, no tuvimos ningún problema, así es que lo volveremos a hacer el próximo año; ojalá que llegue más gente", dijo el organizador.

  • Sé el primero en comentar comentarios
     
SUPLEMENTOS Y REVISTAS

Santiago

Página 42
      LaTercera.com
      SIGUENOS TAMBIEN EN:
      ACTUALIZA TU EXPLORADOR: