Boris Garafulic no se siente favorito

El piloto de BMW X-Raid asegura que dará lo mejor de sí para responderle a su poderoso equipo.

por H. Tramón

Si el año pasado Boris Garafulic fue la revelación entre los pilotos nacionales en el Dakar, en la antesala de la versión 2012 del clásico del todoterreno, el estatus del chileno es un poco distinto. Pasó a integrar la estructura del equipo X-Raid que, tras la deserción de Volkswagen, corre con el favoritismo para poner a uno de los suyos en el primer lugar.

La escuadra germana cuenta entre sus filas con el nueve veces ganador del Dakar, Stephane Peterhansel, y el español Joan Roma, quien ha sido un verdadero mentor para Garafulic, al volante de las unidades Mini que debutaron en 2011, y que tienen entre sus rivales principales a los Hummer de Robby Gordon y el actual campeón de la prueba, Nasser Al Attiyah.

En el caso del chileno, está al volante de un BMW, otro de los vehículos de primera línea en la competencia. Sin embargo, ni siquiera esta privilegiada situación hace que asuma algún tipo de favoritismo.

"Es importante estar en un equipo como X-Raid, porque te da un gran respaldo, pero no te libra de los problemas. Por ejemplo, al bajar el auto del barco hubo un problema eléctrico y tuvimos que cambiar algunas cosas", grafica.

El piloto destaca a su navegante Gilles Picard: "Ha corrido 25 veces el Dakar y con esa experiencia me ha ayudado bastante en mi desarrollo como piloto".

Así las cosas, Garafulic señala que "no me puedo sentir favorito, ni siquiera entre los chilenos. Prefiero esperar los primeros días, que son los más difíciles para ver en qué nivel estoy. Eso no significa que venga de paseo, porque soy competitivo".

  • Sé el primero en comentar comentarios
     
SUPLEMENTOS Y REVISTAS

Deportes

Página 90
      LaTercera.com
      SIGUENOS TAMBIEN EN:
      ACTUALIZA TU EXPLORADOR: