Bitrán: "Modalidad de interacción isapre-Fonasa genera incentivos perversos"

El ex ministro cree que la propuesta de reforma a isapres tiene problemas de diseño que podrían generar un fuerte costo fiscal. Dice que nuevo modelo también tiene asimetrías de información.

por Julio Nahuelhual
  • Compartir
Ampliar

El ex ministro de Obras Públicas Eduardo Bitrán está preocupado. Teme que la actual coyuntura termine con políticas públicas populistas o inadecuadas, que afecten la posición fiscal de Chile. En entrevista con La Tercera, el economista cree que este riesgo está presente en el conflicto por la educación y en la reforma al sistema de isapres. En base a una propuesta de una comisión de expertos, el gobierno anunció un proyecto de ley que crea un Programa Garantizado de Salud (PGS) en isapres, lo que ha abierto un debate sobre la viabilidad de la iniciativa.

¿Cuál es su diagnóstico del actual sistema de isapres?

Hay rentabilidades elevadas en los últimos años, pudiendo superar el 50% sobre patrimonio el 2011. Esto es por alta concentración y barreras de entrada. Estas se generan por preexistencias y carencias, lo que genera afiliados cautivos, y por la extrema asimetría de información. Es difícil comparar programas para gente que no es experta. Cuando hay asimetrías de información, la competencia no se genera en precio, sino en otro tipo de factores, como publicidad, lo cual encarece el sistema. También hay riesgo de selección adversa, donde a los catastróficos y crónicos no les queda más alternativa que irse a Fonasa.

¿Qué le parece la propuesta de crear un PGS?

Tiene elementos interesantes. Con un PGS que elimina las preexistencias y el problema de la población cautiva, se reducen barreras de entrada. También se avanza al estandarizar el producto para un grupo más relevante de cotizantes, con lo que se disminuye la asimetría de información, pero no totalmente. Esto, porque las personas que tengan excedentes o quieran comprar más que el mínimo garantizado, se verán enfrentadas a planes difíciles de comparar. En seguros complementarios habrá problemas.

¿Qué hubiera propuesto usted?

Que se estandaricen también programas complementarios en libre elección, que las isapres estarían obligadas a ofrecer. Con esto se logra que uno pueda comparar. Los que creemos en la economía de mercado entendemos que la existencia de asimetrías de información es un factor que genera poder de mercado y gasto superfluo.

Pero el académico de la U. Adolfo Ibáñez alerta por un problema más profundo en la propuesta: la posibilidad de que los afiliados de mayor edad y de los cuatro quintiles de menores ingresos opten por Fonasa, generando una pesada carga fiscal para el sistema público. A su juicio, la reforma impulsada por este gobierno, que elimina o reduce el 7% de cotización de salud para los jubilados de los cuatro quintiles de menor ingreso, puede aumentar el atractivo de Fonasa, al ser menos oneroso para ellos que el sistema privado. "La modalidad de interacción entre isapres y Fonasa genera incentivos perversos. Cuando un afiliado entre en la vejez cotizará menos y el copago en el plan cerrado de isapre va a ser mucho más caro que en el sistema público cerrado. Con el riesgo de selección adversa de esta reforma (la que elimina el 7% ) que se acaba de hacer, al final paga 'Moya', porque los peores riesgos los toma el Estado, con un alto costo fiscal".

¿Por qué se genera esta selección adversa?

El 48% de los afiliados a las isapres pertenece a los cuatro quintiles de menores ingresos, y con la caída del ingreso luego de la jubilación, muchos adultos mayores estarán en este grupo. Por ejemplo, a una persona del cuarto quintil, con una carga, que tiene que cotizar sólo el 5% en el plan cerrado de Fonasa donde tiene acceso a hospitales de alta complejidad, sólo le alcanzaría para cubrir un tercio del PGS (de $ 20 mil) en isapre. Los copagos en el sistema privado son más altos que en el sistema público.

Es lo mismo que pasa hoy...

Sí, pero la baja de cotización en la vejez puede acentuar el problema por otro lado. Mientras mejor sea el servicio Fonasa, más serio será el problema de selección adversa.

¿Cómo se soluciona esto?

Una idea para evitar migrar a Fonasa cuando se llegue a la tercera edad, se tiene menos ingresos y se baja la cotización obligatoria, es la cuenta de ahorro para la vejez. Con este mecanismo se podría guardar plata para el futuro, por ejemplo, usando excedentes y evitando el sobreaseguramiento. Eso ayudaría a disminuir el fenómeno de selección adversa, junto con la idea de la generación de un mecanismo de compensación inter sistema, Fonasa e isapre.

¿Es decir, no está de acuerdo en ampliar el PGS a Fonasa?

Obligar a todos a comprar un PGS es un tema mayor. Puede ser regresivo para sectores más pobres y agravar la inconsistencia con reducir la cotización de la tercera edad. La comisión consideró un subsidio a la demanda de los más pobres, el que felizmente desechó. Si uno es responsable fiscalmente, debería oponerse a una reforma de ese estilo. Se produciría una migración de afiliados del sistema público y el Estado se quedaría pagando dos veces.

¿Tal como está la propuesta, se necesitará prontos ajustes para hacerla viable?

La propuesta no puede pasar tal como está si no aborda el problema de la interacción entre los sistemas, que genera selección adversa y de asimetría de información.

¿Es irresponsable fiscalmente?

Podría serlo con la reforma del 7% y este serio problema de selección adversa de dos sistemas que no interactúan adecuadamente.

Pero tiene elementos de un sistema de reparto.

Tiene elementos de reparto. Pero no es tan negativo en este caso. El gran problema del sistema de reparto es que tiene el riesgo del ciclo político: dar mejores pensiones que se pagan por futuras generaciones. El riesgo aquí es hacer cada vez más complejas las prestaciones del PGS para ganar apoyo político, pensando que eso se paga en otros gobiernos. Puede ocurrir que la prima no cubra todos los costos de todas esas mayores prestaciones y como al final las isapres ajustan la prima, terminará pagando "Moya", ya que los viejos que ganan menos se irán al Fonasa. No obstante, hay una comisión de expertos que debería evitar que se vayan incorporando beneficios que sean fiscalmente insostenibles.

Reforma educacional

* Bitrán alerta por el riesgo de populismo en el tema. "Creo en un esquema mixto. Gratuidad para 40% más pobre, el 40% restante con crédito automático, con plazo fijo contingente al ingreso real del profesional, y el 20% de más altos ingresos debe pagar. La gran base de la inequidad en Chile está en la educación preescolar, escolar y secundaria. Es ahí donde hay que invertir la mayor cantidad de recursos".

  • Sé el primero en comentar comentarios
     
SUPLEMENTOS Y REVISTAS

Negocios

Página 23
      LaTercera.com
      SIGUENOS TAMBIEN EN:
      ACTUALIZA TU EXPLORADOR: