Andar en bicicleta y correr desplazan al fútbol como la actividad deportiva más practicada

Mientras en 2007, menos del 20% de los chilenos que hacía deporte corría o hacía bicicleta, hoy la cifra supera el 30%, según Ipsos.

por P. Lazcano / A. Krebs
  • Compartir

En el año 2006, mil chilenos llenaron el formulario de inscripción para el Maratón de Santiago. En 2011, la cifra alcanzó los 20 mil participantes.

El explosivo crecimiento de interesados en practicar esta disciplina trasluce un creciente fenómeno en el país: el running y andar en bicicleta han desplazado al fútbol como la actividad deportiva que más practican los chilenos.

Según el Estudio General de Medios 2011 de la consultora Ipsos, el 33% de los chilenos que practica algún deporte hace running, y otro 22% anda en bicicleta, contra un 21% que juega fútbol (futbolito, baby fútbol, etc.). La cifra contrasta con los números del mismo estudio de 2007, donde el 19% practicaba fútbol, contra un 14 y 19%, que hacían ciclismo y running, respectivamente.

¿Qué explica este salto? Los expertos dicen que tanto el running como andar en bicicleta han ganado adeptos porque no se necesita tener una gran destreza para practicarlos (como en el fútbol o tenis), se pueden hacer sin compañía -lo que evita ponerse de acuerdo con alguien-, y permite medir más fácilmente los logros y avances. "Por lo mismo son adictivos", dice el sicólogo deportivo Rodrigo Cauas.

Según el experto, deportes como el running o andar en bicicleta permiten derribar metas a corto plazo, las que son muy medibles, algo que no todos los deportes ofrecen. "Por ejemplo, hoy corriste 10 cuadras, mañana querrás correr 15", dice. Es lo que Laura Traverso, ex sicóloga de Marcelo Ríos, conceptúa como "pequeños premios". "Creo que hay una cantidad de personas -jóvenes y adultos- que practican estos deportes porque están muy relacionados con la autoestima, las metas que uno se pone, y que son capaces de superar", agrega.

Por eso, sus cultores no sólo se compran relojes que miden calorías y km, sino que suben sus metas constantemente. De correr 10 cuadras más, pasan a disputar sus primeras competencias (en las modalidades de 5 o 10 km), y más a largo plazo, un maratón completo, incluso en otros países.

Individualidad

La individualidad que ofrece la práctica de estas dos disciplinas también alientan su práctica. "Para jugar fútbol hay que juntar un grupo de amigos, entonces , practicarlo, se hace más complejo y menos frecuente. Es un tema de posibilidad y simplicidad", dice Cristian Lehuede, gerente general de Ipsos. También ayuda que se realicen al aire libre. Por eso, por ejemplo, son más populares que los gimnasios, que si bien también han experimentado un alza -de 8,2% a 14%- se practican en lugares cerrados y en ciertos horarios.

Nunca hicieron deporte

Otra de las causas que explican el alza es que personas que nunca hicieron deportes, especialmente en una dimensión competitiva -como el fútbol o el tenis- ven en estas disciplinas una oportunidad de practicar una actividad que no requiere de una destreza especial. "Personas que no tuvieron la oportunidad de hacer deporte competitivo, ahora con el running tienen una segunda oportunidad. Yo he tenido pacientes que lo han experimentado", confidencia Traverso.

Enrique Aguayo, sicólogo deportivo, habla de un fenómeno social, que genera que su práctica se contagie. "Ver a muchas personas importantes, ejecutivos, músicos, actores, en las carreras, también contagia a la gente a participar", un fenómeno muy bien explotado por las empresas de ropa e implementos deportivos.

Además de la facilidad para practicar estas disciplinas -sólo bastan zapatillas o una bicicleta-, la biología también ofrece una buena tesis para explicar el explosivo aumento de su práctica. "El cerebro secreta endorfinas, que mitigan el dolor y aumentan el placer", dice Cauas. Eso genera que el cuerpo siga exigiendo su "cuota" de endorfina, lo que produce una especie de círculo vicioso y la necesidad de seguir practicándolo.

¿Y la estética? "La gente está haciendo más deportes aeróbicos, como andar en bicicleta o correr, que queman grasas y permiten bajar de peso. Las personas saben de los beneficios de estos deportes que son de trabajo de largo aliento, por lo que se pierden más calorías y trabajan el cuerpo", dice Aguayo.

Protector cancerígeno

Según un estudio de la U. de Rutgers (EE.UU.), correr protege del cáncer de piel, además del de mama y colon. Otro estudio de la U. de California (EE.UU.), dice que mejora los procesos cognitivos y de memoria en el cerebro y uno de la U. de Bristol (Inglaterra) , mostró que protege las articulaciones.

  • Sé el primero en comentar comentarios
     
SUPLEMENTOS Y REVISTAS

Tendencias

Página 64
      LaTercera.com
      SIGUENOS TAMBIEN EN:
      ACTUALIZA TU EXPLORADOR: