Los planes de Altas Cumbres para el mayor mall de Perú

El grupo liderado por el empresario chileno Santiago Cummins, quiere replicar en el centro comercial Jockey Plaza un modelo similar a Costanera Center. En 2012 invertirá US$ 50 millones para levantar tres torres de oficinas y un hotel.

por Karina Ferrando C.
  • Compartir
Ampliar

En la industria inmobiliaria está concentrando sus fichas el grupo Altas Cumbres, controlado por el empresario chileno Santiago Cummins. Tras vender en 2008 su negocio financiero de Perú, Guatemala y República Dominicana a Scotiabank, el holding está apostando a desarrollar su principal activo en Perú: el centro comercial Jockey Plaza, el mayor de Lima y también del mercado local.

"El límite es el cielo", dice su gerente general, Juan José Calle, para graficar la estrategia de crecimiento que están desplegando: ampliar el mall de manera vertical, rentabilizarlo al máximo y no ocupar parte de la superficie disponible, para no agotarla. Hoy el establecimiento está emplazado en un terreno de 200 mil metros cuadrados y es el que posee el mayor paño arrendable: 105 mil metros cuadrados (m2), además de 58 mil m2 de estacionamientos.

El proyecto más ambicioso hoy es la construcción de tres torres de oficinas de al menos 15 niveles, y un hotel, cuyas características ya están negociando con diversos operadores del rubro. Este plan demandará una inversión aproximada de US$ 50 millones, que esperan concretar entre 2012 y 2013. Otra iniciativa en carpeta es sumar un nuevo nivel de tiendas al mall, que hoy posee sólo dos pisos.

Jockey Plaza introdujo en Perú el formato de los grandes centros comerciales y ha sido la puerta de entrada de muchos retailers chilenos al país vecino. Además, es el mall que más vende en Perú, con unos US$ 560 millones en 2010 y US$ 650 estimados para este año.

Pero a casi 15 años de su fundación, Cummins va por más. "Queremos pasar de tener el formato de un típico centro comercial a un formato de tipo mixto. Estamos abocados a convertirnos en los pioneros en este modelo, que está tan en boga en Estados Unidos y en Chile también, con Costanera Center", explica el ejecutivo.

El primer paso lo dieron hace tres años, cuando inauguraron el centro médico Jockey Salud, similar a los edificios de Integramédica que hoy operan en los Mall Plaza de Chile. Ahora el grupo quiere ampliar el negocio de Jockey Salud a otras ubicaciones y ya está negociando con dueños de distintos centros comerciales los espacios que necesita.

El plan de 2012 también contempla la construcción de un centro financiero, donde se instalarán alrededor de 10 bancos y otros servicios. Esta ampliación se sumará al desarrollo más reciente del centro comercial: un boulevard de lujo que tendrá unos 40 locales. Allí, por ejemplo, estará la primera tienda de la española Zara en Perú, además de marcas como Burberry, Brooks Brothers, Puma y Diésel.

El centro comercial de Cummins es un ícono en Perú. Calle comenta que la primera tienda de Ripley y de Casaideas estuvo allí y que el local de Falabella que más vende, considerando Argentina, Perú y Chile, también opera en ese mall. "De cara al retail chileno hemos sido el operador por excelencia y es en Jockey Plaza donde ellos tienen sus flagship stores (tiendas emblema)", afirma.

Pero en los últimos años el escenario ha cambiado para la empresa, con la llegada de los principales operadores chilenos a la industria de los malls. El primero fue Parque Arauco, que a fines de 2006 anunció un acuerdo con el grupo local Wiese para entrar a la industria, comprando 45% del shopping MegaPlaza. Al año siguiente, Falabella empezó a desarrollar centros comerciales de distinto formato y Cencosud ingresó a la industria tras comprar Wong.

Según la Asociación de Centros Comerciales y de Entretenimiento de Perú (Accep), en 2005 había 17 centros comerciales en Perú. A abril de este año ya sumaban 39 y está proyectada la construcción de otros 18.

Pero Calle asegura que esto no ha perjudicado a Jockey Plaza y que, debido a la baja penetración del modelo en el país, sigue habiendo espacios para nuevos desarrollos. "Lima tiene una gran concentración de población y un desarrollo potencial muy grande. La ciudad tiene mucho techo para crecer aún y no hay canibalización", comenta el ejecutivo.

Otro factor que juega a favor del centro comercial de Altas Cumbres es que, según Calle, los operadores de retail chilenos -quienes lideran los negocios de tiendas por departamentos, supermercados y mejoramiento del hogar en el mercado peruano- han priorizado el Jockey Plaza para entrar al país vecino. De hecho, afirma que entre 25% y 30% de las ventas de Falabella y de Ripley en Perú se realizan en ese mall.

Además de los planes para expandir su proyecto más emblemático, el grupo está rastreando otras ubicaciones para levantar nuevos centros comerciales. "Nuestra expectativa de rentabilidad de los proyectos nos devuelve inmediatamente a Jockey Plaza, porque allí el retorno es inmediato y por eso nuestros recursos lo hemos destinado a ampliaciones. Pero estamos explorando un par de alternativas y la principal limitación es el tamaño de los paños", comenta.

  • Sé el primero en comentar comentarios
     
SUPLEMENTOS Y REVISTAS

Negocios

Página 14
      LaTercera.com
      SIGUENOS TAMBIEN EN:
      ACTUALIZA TU EXPLORADOR: