Marcelo Díaz: "Nunca perdí las esperanzas de llegar a la Selección"

Cuando entró a la cancha el miércoles para jugar con Flamengo ya sabía que Borghi lo había llamado a la "Roja".

por Felipe Passi
  • Compartir
Ampliar

Marcelo Díaz firma autógrafos como nunca lo había hecho en su carrera. A la salida del CDA, el volante recibe peticiones de jóvenes, niñas y niños. Y accede con cierta vergüenza.

El miércoles fue un día que marcó un giro en el jugador nacido en la cantera azul y que ha cultivado siempre un bajo perfil.

Ese día, "Carepato", como le apodaron sus compañeros desde las inferiores, anotó el único gol en el triunfo sobre Flamengo, que selló la clasificación de los azules a los cuartos de final de la Copa Sudamericana.

Pero las buenas noticias no pararon ahí. Al día siguiente Claudio Borghi lo llamó oficialmente a la Selección junto a cinco de sus compañeros en la "U" y Díaz cumplió así su sueño de ser parte de la "Roja".

"Carepato" debutó en el fútbol profesional en 2005, en la primera fecha del Apertura, frente a Everton, bajo la dirección técnica de Héctor Pinto, pero no tuvo nunca un protagonismo marcado en el plantel azul. "Es curioso porque cuando llegué a probarme en la 'U' quedé altiro. Jorge Cabrera, que en ese tiempo dirigía las inferiores, me eligió. Jugaba en el barrio, venía del club Julio Covarrubias de Padre Hurtado y fui a ver si quedaba. Tuve suerte. Tengo clarísimo que soy un jugador que no llama la atención y de bajo perfil. Es por eso que sorprende mi nominación. Antes nadie me conocía o se imaginaba que jugaría por Chile", admite Díaz.

De hecho, el año pasado fue enviado a préstamo a La Serena, donde cumplió una gran campaña jugando como volante ofensivo. Jorge Sampaoli la valoró y lo pidió de regreso cuando tenía casi listo su arribo a Huachipato.

"Estuve seis años esperando ganarme un puesto en la 'U', pero no se dio. No bajé los brazos y fui a La Serena para reencantarme con el fútbol y luchar por lucirme para ganarme un nombre", agrega el "Motorcito" azul, como ya lo han apodado por su trabajo en el mediocampo universitario.

"Tenía todo arreglado para irme a Huachipato. Pero el 'profe' me llamó, conversó conmigo para decirme que no me iba a dejar partir por ningún motivo. Lo dudé, pero es seguro la mejor decisión y lo mejor que me pudo haber pasado", afirma "Carepato", destacando la confianza que le dio el estratego argentino para lograr lo que ahora disfruta.

"El miércoles debe haber sido el mejor día de mi vida. Yo sabía antes de entrar a la cancha que me habían nominado y luego anoté el golazo para cerrar la clasificación. Ahora pretendo ir con la máxima disposición a defender a Chile y a seguir desarrollándome", apunta el volante relatando cómo festejó su sueño cumplido: "Llegué a mi casa luego del partido con Flamengo y abrimos una champaña con mi señora".

La "U" igualó mejor arranque en copas

Con el triunfo sobre Flamengo, en la vuelta de los octavos de la Copa Sudamericana, la Universidad de Chile alcanzó el mejor inicio de torneo de un equipo chileno en copas internacionales. Dicha marca la comparte ahora con Colo Colo que, en 1997, alcanzó 16 puntos en los primeros seis partidos de la Libertadores, mismo rendimiento de la "U" en esta Sudamericana. Le sigue otra actuación de los albos en la Libertadores de 1967, con 15 puntos y Palestino, en 1979, logró 14 puntos en el arranque.

  • Sé el primero en comentar comentarios
     
SUPLEMENTOS Y REVISTAS

Deportes

Página 98

Otras noticias de la página

      LaTercera.com
      SIGUENOS TAMBIEN EN:
      ACTUALIZA TU EXPLORADOR: