Gobierno reimpulsa agenda legislativa y sindica a "ultras" como responsables de quiebre

El vocero de gobierno, Andrés Chadwick, señaló que seguirán tramitándose los proyectos de ley que están en el Congreso.

por Carolina Araya
  • Compartir
Ampliar

Fueron dos sesiones las que se alcanzaron a realizar en la mesa de trabajo entre el gobierno y los estudiantes. Dos tensos encuentros, donde las confianzas entre ambos sectores estuvieron siempre a prueba. De hecho, en la reunión realizada el pasado 5 de octubre y en uno de los momentos más álgidos de la cita, el ministro de Educación, Felipe Bulnes, habría increpado al dirigente de la U. Arturo Prat, David Urrea: "Tú viniste a quebrar esta mesa, estás en una posición hostil", le dijo, según el acta que realizó la Confech.

Un día antes, la presidenta de la Fech, Camila Vallejo, señalaba que habían "dudas respecto a qué va a pasar con esta instancia de diálogo, nos parece que con estas provocaciones (ley antitomas y declaraciones del Presidente Sebastián Piñera sobre la imposibilidad de entregar gratuidad a todos) el gobierno quiere quebrar una mesa antes de que se inicie".

El sábado, la decisión de no continuar el diálogo fue ratificada en la Confech de Valdivia, por lo que ayer el vocero de gobierno Andrés Chadwick señaló los planes del Ejecutivo para avanzar en la reforma a la educación superior y anunció que se reimpulsaría la agenda legislativa.

"Continuaremos con nuestros proyectos de ley en el Parlamento. Enviaremos los proyectos de ley que aún faltan. Tenemos la Ley de Presupuesto que nos garantiza todos los recursos para lograr avanzar como nunca se ha hecho en la gratuidad, tanto para los sectores más vulnerables, como a sectores de clase media emergentes", agregó el ministro.

Hasta la fecha y desde que comenzó el conflicto, el Ejecutivo ha presentado tres proyectos de ley, dos de ellos relacionados con educación superior: reprogramación de la deuda de los 110 mil morosos del Fondo Solidario y rebaja del 5,6% al 2% de la tasa de interés del Crédito con Aval del Estado. Además, se envió el proyecto de reforma constitucional en el que señala que el Estado debe garantizar una educación de calidad.

En los próximos días se enviará el proyecto de ley que crea la Superintendencia de Educación Superior y la próxima semana se creará la comisión de expertos que evaluará el actual sistema de créditos y becas. Además, antes de fines de noviembre se debe enviar la ley de desmunicipalización.

Para el dirigente comunista de la Feusach, Camilo Ballesteros, el anuncio del gobierno "es tremendamente negativo. Vemos que no hay ninguna gana de avanzar". "El gobierno se ha blindado", señaló el presidente de la FEC, Guillermo Petersen, quien hizo un llamado a los parlamentarios de la Concertación "esperamos que no aprueben nada que no esté consensuado con el movimiento".

En tanto, el vocero de gobierno sindicó a los "ultras" e "intransigentes" de la Confech como los responsables del quiebre y agregó que la consecuencia de esto será "un movimiento estudiantil que no se preocupe directamente por el tema de la educación, sino que va a estar fundamentalmente preocupado del tema de la agitación, de generar situaciones de violencia", dijo.

"El gobierno quería quebrar la relación entre estudiantes y el Ejecutivo. Ellos tenían todo esto planeado, esto lo tenían organizado y bastó aplicarlo para tirar la problemática al Parlamento y así ellos se lavan las manos, apuntando al desgaste del movimiento", dijo David Urrea.

  • Sé el primero en comentar comentarios
     
SUPLEMENTOS Y REVISTAS

País

Página 8
      LaTercera.com
      SIGUENOS TAMBIEN EN:
      ACTUALIZA TU EXPLORADOR: