Ingreso Etico considera 8 bonos y subsidios para la extrema pobreza

Como base, una familia de cuatro personas recibirá $ 53 mil al mes.

por Nicolle Peña
  • Compartir
Ampliar

A partir del 1 de abril de 2012, 170 mil familias de escasos recursos -620 mil personas-debieran comenzar a recibir los subsidios y transferencias que integran el Ingreso Etico Familiar (IEF), el instrumento con el que el gobierno de Sebastián Piñera busca terminar con la extrema pobreza al 2014.

Ayer, el Mandatario junto al titular de Mideplan, Joaquín Lavín, detallaron los beneficios sociales que contempla el proyecto de ley de ingreso ético, que entrará esta semana al Congreso y que contempla un costo fiscal por US$ 400 millones para su implementación.

La iniciativa está compuesta por ocho bonos, subsidios, o transferencias, de los cuales algunos son de continuidad, otros perfeccionan instrumentos ya existentes y también se crean nuevos beneficios. "Esto no es simplemente asistencialismo. Es una alianza estratégica entre las familias que viven en la pobreza y el gobierno de Chile", destacó Piñera.

Uno a uno

El IEF fue diseñado sobre la base de tres pilares: dignidad, deberes y logros, y cada uno garantiza beneficios.

1 Dignidad

Es el cimiento del IEF y considera una transferencia de $ 13 mil por familia y un bono de $ 6 mil por cada uno de sus miembros. Estos beneficios tendrán una vigencia de dos años y lo recibirán sin condiciones cada una de las 170 mil familias con ingresos mensuales inferiores a $ 32 mil per cápita, catalogadas actualmente en situación de extrema pobreza.

2 Deberes

El universo de beneficiarios es el mismo del pilar anterior, pero las transferencias aquí consideradas van sujetas al cumplimiento de requisitos. Las familias recibirán $ 8 mil al mes por cada niño con control sano al día o cuya asistencia a clases supere el 85%, si es escolar. Además, se premiará por una vez, con $ 50 mil a cada miembro del grupo familiar mayor de 25 años que termine su enseñanza media.

El tercer elemento es el "bono por egreso anticipado sociolaboral", que consiste en $ 190 mil, que se entregará por una sola vez a quienes sean contratados antes de que transcurran 24 meses desde que entraron al programa IEF y demuestren una permanencia de seis meses consecutivos en su empleo. "Es para dejar claro que esto no es regalar pescados, sino que enseñar a pescar. Podrán recibirlos tanto hombres como mujeres", dijo el ministro Lavín.

3 Logros

El tercer componente del IEF es el vinculado a la obtención de metas. "La diferencia de estos bonos con los anteriores es que beneficiarán hasta al 30% de la población, es decir, a cinco millones de personas", agrega el titular de Mideplan. Con ello, la "clase media emergente" -como la llama Lavín- podrá acceder a dos beneficios.

El primero es un bono equivalente a $ 50 mil al año por cada hijo en etapa escolar que se encuentre en el 15% con mejor rendimiento escolar de su generación. Quienes estén en el 15% siguiente obtendrán $ 30 mil y se pagará en marzo.

También dentro de los logros se considera el subsidio al empleo femenino, que en promedio ascenderá a unos $ 25 mil, dependiendo de la remuneración que perciba la mujer, con un tope de $ 369 mil. Su operación será similar al del subsidio al empleo juvenil, donde una parte del beneficio la recibe la trabajadora y la otra, el empleador. Tiene una duración de dos años, a contar del día en que la mujer encuentre trabajo.

Extra: Entre los subsidios ya existentes se mantendrá el que se otorga para el agua potable. En promedio, este beneficio hoy asciende a $ 9.900 al mes. "Lo van a recibir todas las personas en este programa", dijo Lavín.

Suplementos

En el primer discurso ante la nación, en mayo de 2010, el Presidente Piñera anunció la creación de un ingreso ético familiar cercano a los $ 250 mil para un grupo de cinco miembros. La idea era que, a través de diversas transferencias, se suplementaran los recursos que por su trabajo perciben las familias (salario mínimo).

"Sumando los beneficios, está más o menos lo que planteó el Presidente. Hemos tratado de resaltar que las familias a través de su esfuerzo logren un ingreso mínimo", dijo la subsecretaria de Mideplan, Soledad Arellano.

La mirada de dos expertos

A juicio de Claudia Sanhueza, ex integrante del consejo asesor presidencial Trabajo y Equidad, la efectividad de la propuesta del gobierno depende de cómo se mida la pobreza. Por ello, recalca la importancia de que la ficha social constate los ingresos reales, aunque de todas maneras considera difícil llegar al universo ideal de beneficiarios. "Es poco factible saber quiénes son, dada la informalidad que existe. El problema es cómo asignar correctamente, porque además, por definición, la pobreza es dinámica, por lo que no se erradicará", señala. Sin embargo, destaca que el espíritu del programa es similar al sugerido por la comisión que asesoró al Presidente.

Para Luis Larraín, director ejecutivo de LyD, el componente más interesante es el subsidio al empleo, que premiará a las mujeres del 30% más vulnerable que encuentren un trabajo. "Se premiará el hallazgo de un empleo, beneficiando al empleado y al empleador", dijo.

  • Sé el primero en comentar comentarios
     
SUPLEMENTOS Y REVISTAS

Negocios

Página 28
      LaTercera.com
      SIGUENOS TAMBIEN EN:
      ACTUALIZA TU EXPLORADOR: