Por primera vez en 50 años la izquierda será mayoría en el Senado en Francia

El triunfo es histórico y ocurre por primera vez desde la fundación de la V República en 1958.

por A.T.
  • Compartir
Ampliar

Los socialistas franceses no pueden más de alegría y tienen razones para celebrar. Por primera vez desde la fundación de la V República en 1958, el Partido Socialista galo obtuvo ayer la mayoría absoluta en el Senado francés. Según los analistas, el hecho es un muy duro revés para el Presidente Nicolas Sarkozy, a sólo siete meses de las elecciones presidenciales.

Si bien anoche no se tenía absoluta certeza de los resultados oficiales, los socialistas hablaban de una jornada histórica, mientras que el propio entorno de Sarkozy admitía que la votación es una consecuencia lógica del avance de la izquierda en las comunas. Además, según la agencia France Presse, la portavoz del gobierno conservador, Valérie Pécresse, reaccionó al anuncio del Partido Socialista diciendo que "lo sentía" por el titular saliente de la cámara Gérard Larcher y los senadores de la mayoría en el poder. Por su parte, el jefe del partido, Harlem Désir, dijo que el resultado era una "bofetada" para Sarkozy.

Las fuerzas de izquierda en conjunto con los ecologistas alcanzaban las 23 bancas extras necesarias para lograr la mayoría, de acuerdo con reportes de la prensa gala. Sin embargo, no se trata de una elección directa, dado que los 170 miembros de la Cámara Alta del Parlamento serán escogidos por cerca de 72 mil representantes, la mayor parte procedentes de la administraciones locales y regionales. Las elecciones tienen como fin renovar 170 de los escaños del Senado.

Los expertos sostienen que la elección posee una fuerte carga simbólica, ya que el titular del Senado es el representante oficial del país después del presidente. Si este último dimite o muere, es el presidente de la Cámara Alta quien debe asumir sus funciones hasta que se celebren nuevas elecciones.

De todos modos, pese al giro en el Senado, el gobierno de Sarkozy podrá seguir apoyándose para aplicar su política en la Asamblea Nacional, la Cámara Baja, a la que la Constitución da un papel preeminente.

Hasta ahora, la izquierda tenía 153 escaños de los 343 totales: 116 del grupo PS y Verdes, y 24 del CRC (comunistas y Partido de Izquierda), y podía contar además con 13 de los 17 miembros del grupo liberal RDSE. La UMP de Sarkozy contaba con 149 senadores, mientras los centristas aportaban 29. Siete senadores más eran independientes.

Post DSK

Según el diario El País de España, "la simbólica derrota de la dividida armada conservadora acentúa en todo caso la sensación de creciente desgaste que sufre Sarkozy, cada vez menos valorado en las encuestas, y castiga las crecientes zanjas abiertas entre conservadores y centristas, que se presentaban en dos bloques separados y en gran medida enfrentados por viejos odios y rencores".

Al mismo tiempo, los analistas señalaban que la victoria socialista parecía disipar del todo los temores de quienes temían que los escándalos protagonizados por Dominique Strauss-Kahn, ex jefe del FMI y potencial candidato a la Presidencia antes de que un escándalo sexual arruinara su carrera, tuviesen un posible efecto negativo entre el electorado.

Se esperaba también que los Verdes aumentaran su representación (de 4 a 9), al igual que el partido de ultraderecha Frente Nacional, de Marine Le Pen.

  • Sé el primero en comentar comentarios
     
SUPLEMENTOS Y REVISTAS

Mundo

Página 18
      LaTercera.com
      SIGUENOS TAMBIEN EN:
      ACTUALIZA TU EXPLORADOR: