La vuelta a lo desechable

por Axel Christiansen Z.
  • Compartir
Ampliar

Quiérase o no, la tecnología ha ganado un espacio cada vez mayor en las vacaciones y en momentos de descanso. Muchas veces es por espacio: un lector digital o una tablet son ideales para no acarrear libros, y un equipo digital es ideal para guardar recuerdos como fotografías.

Así es como hace unos años surgió la categoría de las Flipcams, llamadas así en honor a la pionera de su tipo, llamada Flip. El concepto es sencillo: una cámara de video ultraliviana, que cabe en el bolsillo y que puede grabar en alta definición.

En Chile, la tendencia no ha pegado mucho y sólo la Bloggie de Sony es ofrecida a nivel masivo. Pero Philips quiere entrar a la pelea con la Esee CAM101BL, el último modelo dentro de su línea de cámaras de bolsillo que llegará al país.

Su gracia está en la portabilidad: 82 gramos de peso y 10 centímetros de alto. Dentro de su categoría es de lo más portátil que se puede encontrar. Puede llevarse fácilmente en un bolsillo y sacarse para grabar en cualquier momento.

El equipo graba en tres resoluciones: full HD, HD y estándar, lo que asegura que la imagen podrá verse en un televisor o monitor grande sin perder calidad. Ojo, eso sí, con el espacio. Para grabar una hora en Full HD se necesitan 4 GB de espacio y el equipo viene con 2 GB, por lo que si se quiere expandir, hay que comprar una tarjeta de memoria adicional.

Fuera de eso, el equipo cumple con ser una cámara veloz, de bajo costo, a alta resolución, pero sigue con las mismas fallas que poseen equipos similares en su categoría. Los colores, por ejemplo, tienden a opacarse en interiores, por lo que su mejor calidad se ve grabando al aire libre.

Su audio es bueno, pero en mi experiencia la persona que está detrás de la cámara se escucha mucho más alto que las que están al frente. A su favor, la grabación en condiciones de baja luz es mucho mejor de lo esperado y prácticamente sin cortes.

Pero quizás su mayor ventaja con respecto a otras cámaras de su tipo -e incluso celulares- es su facilidad de uso. Además de sus botones gigantes, el sistema incorpora una conexión USB directa, sin tener que pasar por cables ni mover tarjetas. Simplemente se saca el conector, se coloca en el computador y se pasan los videos. El sistema incluso incluye un software que permite subir los videos automáticamente a YouTube, Facebook o Twitter, sin tener que entrar a esos sitios.

Este tipo de detalles define, obviamente, a su público final. Es una cámara sencilla, sin grandes pretensiones, que no busca competir con equipos de gama alta, sino que se asume como un equipo liviano, siempre listo para grabar momentos cuando menos se espera.

La Esee CAM101BL es el perfecto jugador de reserva: ideal para usarla cuando hay miedo de usar al titular, y a pesar de que cumple con su labor a nivel básico, siempre vivirá a la sombra de los cada vez mejores equipos de video.

Lo bueno

Simpleza

Para grabar, sólo hay un gran botón. Para pasar los archivos, un conector USB incorporado. El equipo no trae cables ni configuraciones ni nada. Es llegar y traspasar los archivos. Incluso ni siquiera se requiere de un PC, ya que con un cable Mini HDMI se puede ver el contenido directamente en un televisor.

Lo malo

Solo para video

A pesar de que la Esee CAM101BL puede tomar fotos, su calidad es bastante deficiente, ya que no llega a superar los dos megapixeles. Y ni hablar del zoom digital que trae la máquina, que sólo sirve para que los videos no pierdan calidad al ser grabados. Si se quiere grabar algo más cerca, habrá que caminar.

¿Para quién?

La suplente

Es ideal para principiantes tecnológicos o personas que necesiten de una alternativa barata para viajar. Porque los US$ 130 que cuesta el equipo son más fáciles de reemplazar que el dinero y tiempo invertido en un iPhone. Es un equipo que cumple, pero los recuerdos más importantes merecen mejor calidad.

  • Sé el primero en comentar comentarios
     
SUPLEMENTOS Y REVISTAS

Tendencias

Página 3
      LaTercera.com
      SIGUENOS TAMBIEN EN:
      ACTUALIZA TU EXPLORADOR: