Premiado filme de Patricio Guzmán llega a salas chilenas

En septiembre se estrena Nostalgia de la luz, su obra más aplaudida desde La batalla de Chile.

por Cristóbal Fredes
  • Compartir
Ampliar

Astronomía y detenidos desaparecidos son dos conceptos que ni alguien con exceso de voluntad podría unir a la primera. Sin embargo, son las relaciones entre ambos las que articulan Nostalgia de la luz, el poético filme de Patricio Guzmán, que se estrenará finalmente en Chile en septiembre, tras un exitoso recorrido internacional que ha incluido selección oficial en Cannes 2010, premio al mejor documental en los European Film Awards, estreno en Francia con más de 40 copias, varias proyecciones en Estados Unidos y excelentes críticas en medios como The New York Times, Los Angeles Times o el francés Le Monde.

Astronomía y detenidos desaparecidos son dos cosas que a Guzmán siempre le han interesado. Lo segundo es sabido, pues lleva cuatro décadas dedicado a retratar el golpe militar y sus consecuencias, y lo primero, desconocido, salvo para sus más cercanos. "De chico que soy aficionado, me interesaba mucho el sol, conocía sus manchas. Me gustaban los ovnis, leía todo lo relacionado con la ciencia ficción. De allí partió mi deseo de ir a conocer los observatorios que se han levantado en el norte", cuenta el director radicado en Francia, quien vino a Chile por Fidocs, festival que fundó y que preside.

En Nostalgia de la luz, Guzmán deja en claro su devoción por la ciencia de las estrellas, no sólo porque lo dice en la cinta misma, sino también porque filma los observatorios de Atacama como si se tratara de obras de arte, con planos que contemplan con devoción su belleza robótica y arquitectónica. De eso y de los astrónomos que los utilizan para observar el cielo (también de un arqueólogo que trabaja cerca) versa el documental, hasta que el director propone una conexión con las mujeres que, en el mismo desierto, llevan años buscando los restos de sus familiares. Empiezan entonces los paralelismos: ambos investigan el pasado, las huellas, buscan respuestas. Y las paradojas, como que nos interesamos más en Chile por el origen del universo que por la historia reciente.

"Me interesan mucho las metáforas", dice Guzmán. "Cuando tú haces una película que va a terminar en mujeres que buscan restos de su familia, tienes que tener una gran metáfora, como la astronomía o el pasado, para interesar al espectador y para ir más lejos en tu reflexión. Esa es la gran diferencia del documental autoral con el periodístico. La metáfora tiene que estar en el corazón del dispositivo narrativo. Tienes que tener un dispositivo narrativo que sea poético", agrega.

Se trata, sin duda, del documental más personal de Guzmán, por sus licencias líricas, pero también por la preponderancia de su voz como narrador y, por cierto, la singularidad de su premisa. "Aunque La batalla de Chile también es personal, porque era mi punto de vista sobre lo que estaba pasando. Eso sí, esta película es un giro, me renovó. El deber de un artista es renovarse, o si no terminas viejo. El camino creativo que sigues es lo que determina la edad que tienes. Y un artista mientras más viejo, mejor, siempre que lo acompañe la salud. No hay cosa más agradable que un pintor que tiene 90 años y sabe exactamente los secretos de la luz", dice.

Con giro y todo, el tema de fondo es el de siempre: el golpe y sus heridas; Chile atrapado por su pasado. "Cada persona o artista es tocado por un hecho en la vida en el cual no se olvida nunca. Una mujer que pierde un niño, una persona que tiene un accidente, la muerte de un ser querido, el incendio de una casa, un terremoto, un golpe de Estado. Yo me entusiasmé tanto con el gobierno de Allende, porque nunca había visto en mi vida tal cantidad de participación, con una energía inusual para un país tan tranquilo, sobrio, callado, andino, como el nuestro, que cuando cayó el martillazo encima me pareció tan desproporcionado, de una destrucción tan grande, que tuve una indignación que me dura hasta hoy".

El próximo proyecto de Guzmán será otra película sobre el país. Una que prefiere mantener en reserva. ¿Volverá sobre la dictadura? "No lo sé. Hay muchas otras cosas que también me interesan de Chile. Su geografía tan insólita, eso de pasar del desierto más seco del planeta a esa tierra llena de agua y que al mismo tiempo tengamos unidad mental, me llama mucho la atención".

  • Sé el primero en comentar comentarios
     
SUPLEMENTOS Y REVISTAS

Cultura&Entretención

Página 36
      LaTercera.com
      SIGUENOS TAMBIEN EN:
      ACTUALIZA TU EXPLORADOR: