Ex zar antidrogas boliviano se declara culpable en EE.UU. de tráfico a través de Chile

Carabineros aportó pruebas en contra del ex general René Sanabria, indagado por la DEA.

por P.Carrera y Agencias
  • Compartir
Ampliar

"Culpable, su señoría". Fue la escueta frase pronunciada ayer, ante un tribunal de Miami, por el ex general boliviano René Sanabria Oropeza (58), acusado de enviar cocaína a Estados Unidos desde el puerto de Arica.

Entre 2007 y este año Sanabria llegó a ser jefe del Centro de Inteligencia y Generación de Información (Cigein) del gobierno boliviano y director de la Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotráfico (FELCN).

Fue detenido el 24 de febrero, en Panamá, luego de una operación de la DEA y efectivos del OS-7 de Carabineros en Arica y que logró reunir pruebas para enjuiciarlo.

Sanabria compareció ante el tribunal de Miami, en compañía de Marcelo Foronda, narcotraficante boliviano que admitió su culpabilidad en el delito de conspiración. Según la agencia EFE, antes de la audiencia, se le suministró a Sanabria un medicamento para los nervios.

La abogada del ex general, Vora-Puglisi, dijo que estaban contentos con el acuerdo logrado con la fiscalía, pero no entregó más detalles.

Sanabria llegó a la audiencia con grilletes y audífonos para escuchar la traducción de los cargos que le hizo la Fiscalía Federal del Distrito de Florida.

Casi todas las pruebas en contra del general fueron aportadas por Carabineros de Chile, que trabajó junto a la DEA.

Ante las sospechas de que Sanabria traficaba droga desde Chile, agentes encubiertos del OS-7 tomaron contacto con su organización para una supuesta compra.

La grabación

El 20 de agosto de 2010 Sanabria se reunió con los agentes, que se hicieron pasar por traficantes colombianos, en un hotel de Arica. Allí, el uniformado fue grabado mientras negociaba la venta de la droga. Se comprometió a enviar 144 kilos de cocaína a Miami y se le hizo una entrega de US$ 75 mil como adelanto. La droga llegó en noviembre a EE.UU.

En la misma reunión se analizó la posibilidad de hacer un segundo envío, pero de 2,5 toneladas. Sanabria asistió al encuentro, acompañado de un coronel de la policía boliviana.

Carabineros, a través del Ministerio Público, envió a Estados Unidos más de cuatro horas de grabación, en las que aparece Sanabria negociando con los agentes.

Al llegar a un acuerdo con la fiscalía de Miami, Sanabria habría entregado más antecedentes sobre las actividades de narcotráfico en su país. Ahora arriesga una pena de entre nueve y 14 años.

Respecto de la actuación de agentes del OS-7 en la operación para desbaratar la red de Sanabria, el general Christian Fuenzalida, director de Investigación Delictual y Drogas de Carabineros, dijo que " el resultado, en gran medida, representa el nivel profesional de los investigadores de Carabineros de Chile, en este caso, el departamento OS-7".

En medio del caso Sanabria, el Presidente de Bolivia, Evo Morales, resolvió abandonar la Convención de la ONU contra las drogas. La decisión fue criticada por diputados opositores, como Norma Piérola, quien dijo que "se está encubriendo y se está dando autorización para que el narcotráfico siga en auge. Bolivia se está aislando".

RREE monitorea caso que gatilló roces con La Paz

"Hubo una deslealtad. Si había una investigación, ellos (Chile) podían informarnos. Qué interés habrá detrás de eso; espero que no sea de carácter geopolítico o una especie de agresión política, que siempre busca EE.UU.". Con estos dichos, el pasado 1 de mayo el Presidente de Bolivia, Evo Morales, abordó su molestia ante el rol de Chile en el caso Sanabria.

El enojo apuntaba a que Santiago -en coordinación con EE.UU.- no advirtió a La Paz de la investigación secreta contra el ex general.

Ahora, Chile monitorea el inicio del juicio en Miami, pues -se asume- podría reabrir la molestia boliviana.

De hecho, en RR.EE. dicen que el episodio gatilló "quiebres de confianzas" de por medio. "Bolivia reforzó su opinión de que La Moneda es un aliado de Washington en contra del proyecto político de izquierda de Morales", dicen en Santiago.

Además, los análisis chilenos apuntan a que el caso fue uno de los elementos que La Paz tuvo a la vista en marzo, al dar un giro en el tema marítimo, anunciando que demandaría a Chile ante instancias internacionales para obtener un acceso al mar. Anuncio que hasta hoy mantiene el diálogo congelado entre ambos gobiernos.

Más allá de la tensión con Bolivia, en el oficialismo comentan que el manejo en el caso Sanabria gatilló diferencias entre Cancillería y el Ministerio del Interior.

Según algunos personeros vinculados a la Cancillería, Interior mantuvo en reserva la operación contra el ex general boliviano y esta sólo fue conocida a posteriori por el edificio Carrera. Esto dejó pocos espacios, dicen las mismas fuentes, para haber establecido algún trabajo previo con la administración de Morales, que apuntara a minimizar la probable incomodidad.

  • Sé el primero en comentar comentarios
     
SUPLEMENTOS Y REVISTAS

País

Página 6
      LaTercera.com
      SIGUENOS TAMBIEN EN:
      ACTUALIZA TU EXPLORADOR: