Estudio sostiene que ríos del Cordón Caulle no están contaminados y son potables

La investigación realizada por ocho expertos de la U. Austral de Chile se hizo con muestras tomadas antes y después de la erupción.

por Manuel Valencia
  • Compartir
Ampliar

"Si una persona cuela las piedras pómez y otros materiales sólidos y bebe de las aguas del río Gol Gol o el Nilahue, no tendría problemas".

La afirmación del académico del Instituto de Ciencias de la Tierra y Evolución de la Universidad Austral de Chile, Enrique Jaramillo, da cuenta de las conclusiones a las que arribó un estudio realizado por un equipo de ocho científicos de esa casa de estudios, sobre los ríos Gol Gol y Nilahue y otros ocho cursos que fluyen en la zona del Cordón Caulle.

Según la investigación, los cauces no presentan grados de contaminación relevantes y son, por ahora, potables para humanos y animales.

Los expertos tomaron muestras de los cursos y de las cenizas depositados al fondo de los ríos y compararon los análisis con pruebas obtenidas en muestreos efectuados antes de la erupción.

Con el índice, se logró establecer que los ríos Nilahue y Gol Gol subieron en temperatura 2,5 veces más que otros cauces del sector. Esta situación se verificó claramente en el río Nilahue, que nace en la misma zona donde se generó el cráter de la erupción, y arrastra el material volcánico incandescente que lanza el Cordón Caulle.

Jaramillo indicó, además, que se verificaron alteraciones en la conductividad, es decir, en la cantidad de sales disueltas en el agua.

"En el caso del Nilahue y el Gol Gol fue de hasta 100 microsiemens por centímetro, lo que es considerado bajo, comparados con otros ríos o el humedal del río Cruces, que también hemos analizado", explicó el ecólogo acuático.

Metales pesados

El análisis también consideró la "masilla" formada por las cenizas depositadas al fondo de ambos cursos.

En el microscopio electrónico, el análisis arrojó que el material volcánico tiene contenidos de sílice (65%), aluminio (12%) y hierro (8%). Según el profesor Jaramillo, el sílice podría revestir daño en la salud, en caso de exposición directa a grandes concentraciones de este elemento.

Además, el agua tendría contenidos de mercurio, manganeso y otros metales pesados. Por ello, con el objetivo de verificar el efecto de estos elementos en el agua y su potencial consumo, la investigación contempla una segunda etapa que concluirá en tres semanas y que arrojará evidencias de la concentración de metales en el agua.

Muestras

La investigación de la U. Austral de Chile fue realizada por ocho expertos que tomaron muestras en los ríos Nilahue y Gol Gol, y otros ocho recursos hídricos de la zona cercana al Cordón Caulle. Los resultados fueron contrastados con pruebas realizadas anteriormente en el lugar. Las primeras conclusiones arrojan que los cursos no están contaminados.

Claves del análisis

Temperatura

Se observó que los ríos Nilahue y Gol Gol alcanzaron temperatura 2,5 veces más alta que otros cursos que fluyen en la zona.

Conductividad

Las muestras arrojaron que el agua de ambos ríos tiene una tasa de 100 microsiemens por centímetro, lo que es "bajo".

Metales pesados

Con los hallazgos se realizarán un nuevo análisis para determinar la cantidad de aluminio, mercurio y manganeso.

  • Sé el primero en comentar comentarios
     
SUPLEMENTOS Y REVISTAS

País

Página 22
      LaTercera.com
      SIGUENOS TAMBIEN EN:
      ACTUALIZA TU EXPLORADOR: