Bombas lacrimógenas

  • Compartir

Bombas lacrimógenas
Señor director:
En los últimos días se ha hablado del uso que da la fuerza policial a las bombas lacrimógenas para dispersar multitudes. Desde el punto de vista de la salud, toda sustancia química es susceptible de provocar daños en los humanos, según las características fisicoquímicas del producto, la cantidad y el tiempo de exposición.
Se ha señalado que los lacrimógenos son abortivos, pero ¿en qué dosis? No imagino que una mujer embarazada permanezca por voluntad expuesta a este tipo de bombas en un tiempo tal que la cantidad del producto llegue a producir un aborto.
Existen medicamentos que causan mutagenicidad, teratogenicidad y carcinogenicidad. Sin embargo, se utilizan y están aprobados (costo-beneficio), pero todo depende de la dosis y las condiciones de seguridad en su uso. Los plaguicidas a los que están expuestos muchas personas también pueden causar daños y generalmente esa exposición sí es crónica (a diferencia de los gases lacrimógenos). Por lo tanto, hay que tener precauciones y actuar bajo medidas de seguridad controladas, pero no ser alarmistas.
Un producto apropiado para uso de la policía debería tener propiedades físicas y toxicológicas que garanticen ausencia casi total de letalidad y efectos de hostigamiento relativamente leves. Cabe señalar que la OMS y la EPA han emitido informes respecto del gas CS (que parece ser el que utiliza nuestra policía) y señalan que no habría datos disponibles sobre la toxicidad de repetición de la exposición, que sea carcinogénico, letal o teratogénico, de acuerdo con las concentraciones usadas en el control de disturbios.
Pamela Cámpora
Doctor en Toxicología
Universidad San Sebastián

SUPLEMENTOS Y REVISTAS

Opinión

Página 44
      LaTercera.com
      SIGUENOS TAMBIEN EN:
      ACTUALIZA TU EXPLORADOR: