Cambios a Ley de Tránsito reducen nivel de alcoholemia permitido para conducir

Proyecto de ley reduce en dos grados el umbral de alcohol permitido en la sangre para declarar si se conduce ebrio o bajo la influencia del licor.

por Gabriela Sandoval y Consuelo Argandoña
  • Compartir
Ampliar

Es uno de los anuncios incluidos en la cuenta presidencial del 21 de mayo próximo. Se trata del proyecto que endurece las disposiciones de la Ley del Tránsito con el objetivo de reducir la tasa de accidentes automovilísticos y disminuir el gasto social que implican las enfermedades ligadas a la ingesta desmedida de alcohol.

Por ello, uno de los principales cambios es la reducción de los límites de alcohol permitido a los conductores. Así, mientras hoy la norma establece que alguien maneja en "estado de ebriedad" cuando el conductor presenta un gramo de alcohol por litro de sangre, la propuesta reduce el nivel a 0,8 gr/lt de sangre.

Además, en el caso de la conducción bajo la influencia del alcohol -que actualmente rige a contar de 0,5 gramo de alcohol por litro de sangre-, la propuesta legal también disminuye su umbral, estableciendo que el límite es 0,3 gr/lt de sangre.

"Con las modificaciones, tendríamos una ley tan estricta como la que tienen todos los países desarrollados", explicó el ministro de Salud, Jaime Mañalich.

Su par de Transportes, Pedro Pablo Errázuriz, aseguró que "se está dando tolerancia cero al alcohol, porque el 0,3 gr/lt de sangre, es prácticamente cero. No puedes tomar y si tomas una copa, tienes que entregar las llaves", enfatizó el ministro.

La iniciativa -que está siendo elaborada en un plan interministerial que lidera Transportes, e incluye Salud e Interior-, será enviada el próximo 17 de mayo al Congreso con carácter de urgencia. La idea, es que sea promulgada y entre en vigencia durante el segundo semestre de este año.

Mayores sanciones

El gobierno quiere que los cambios también vayan acompañados de un endurecimiento en las sanciones a quienes sean sorprendidos manejando con alcohol.

Así, los castigos por infringir la norma podrían llegar a caducar permanentemente la licencia en caso de reincidencia. "Se incrementan dramáticamente las penas en el sentido de que retengo la licencia de conducir por períodos mucho más largos y en la tercera (reincidencia) para siempre", explicó Errázuriz.

Sobre el mismo tema, Mañalich agregó que se han aunado los esfuerzos para sacar adelante la ley. "Lo que no queremos es que la licencia de conducir sea una licencia para matar", precisó.

Las modificaciones a la norma siguen la línea del proyecto ingresado por un grupo de diputados que busca elevar las penas a quienes beban y causen accidentes de tránsito. "Pretendemos que las sanciones sean ejemplificadoras y si el gobierno va en ese sentido, tendrá apoyo transversal en el Congreso", dijo Gustavo Hasbún, presidente de la Comisión de Transportes de la Cámara de Diputados.

Otro factor relevante del nuevo proyecto es el aumento de fiscalización, tarea en la que según Transportes se entregarán más facultades y recursos a los gobiernos regionales.

El ministro Jaime Mañalich, dijo que la última encuesta de salud reveló alarmantes cifras de consumo de alcohol. "Hay chilenos que toman todos los días un poco de vino, pero la mayoría de la gente que se enferma producto del alcohol toma casi nada en la semana, pero una enorme cantidad, equivalente a media botella de pisco, el fin de semana", dijo el titular de salud. A los accidentes de tránsito causados por la bebida, se suman los altos montos que se invierten en salud. "Somos el país que tiene uno de los consumos más enfermizos de alcohol en el planeta", dijo Mañalich.

  • Sé el primero en comentar comentarios
     
SUPLEMENTOS Y REVISTAS

País

Página 8
      LaTercera.com
      SIGUENOS TAMBIEN EN:
      ACTUALIZA TU EXPLORADOR: