Perú acepta mapa marítimo de Ecuador que avala postura de Chile ante La Haya

Ayer, Lima ratificó ante la ONU la carta náutica con que en marzo pasado Quito fijó sus límites marítimos con ese país.

por P. Durán y F. Artaza
  • Compartir
Ampliar

Ayer en la tarde, el Presidente Sebastián Piñera conversó por teléfono con su par de Ecuador, Rafael Correa. El objetivo: conocer a qué se refería el mandatario peruano, Alan García, cuando -poco antes- había anunciado una especie de acuerdo entre Lima y Quito sobre los límites marítimos entre ambos países.

Las alarmas se habían encendido en Chile, puesto que García había hablado de un "intercambio de documentos de límites" con Ecuador que "fortalece enormemente nuestro planteamiento en La Haya", aludiendo al litigio limítrofe que sostiene con Chile en la corte internacional ubicada en esa ciudad.

Sin embargo, según señalan en Santiago, la información entregada por Correa no iba en el mismo tenor de lo señalado por García.

En una nota diplomática enviada ayer en la mañana a la ONU, Perú había aceptado la cartografía que Ecuador había inscrito ante ese mismo organismo internacional en marzo pasado.

Esto, pese a que, en dicho mapa, Quito avala la misma postura que Chile ha sustentado ante La Haya: que los acuerdos de 1952 y 1954, firmados por estos tres países, son tratados de límites.

En todo caso, Lima entregó un argumento diferente para explicar por qué terminaba aceptando la cartografía ecuatoriana.

Según explicó el embajador de Perú ante la ONU, Gonzalo Gutiérrez, Lima aceptaba el límite fijado por Quito en función de un artículo del acuerdo de 1952, que establece que cuando hay islas cercanas a la frontera, la línea demarcatoria debe establecerse a través de una paralela ubicada a 200 millas de distancia.

Esta postura, han dicho en Lima, permite explicar por qué aceptan una frontera con Quito y no con Santiago, donde no hay islas fronterizas.

Sin embargo, en Chile destacan dos contradicciones peruanas. Primero, un matiz: hasta ahora, Lima sostenía que los acuerdos de 1952 y 1954 sólo eran pesqueros, no limítrofes. Ayer, de manera oficial ante la ONU, el embajador Gutiérrez dijo que se aceptaba que la carta náutica estableció el límite marítimo entre Perú y Ecuador "de conformidad" con el punto IV del acuerdo del 52.

Así, aunque se insistía en la tesis de las islas, se reconocía la calidad de pacto limítrofe de dicho instrumento.

En segundo lugar, Lima ratificó la postura ecuatoriana de que el origen del paralelo fronterizo es en la zona de Boca Capones. Esto, pese a que esto no coincide con una ley peruana de líneas de base que fija el origen de las fronteras marítimas.

En este contexto, la movida peruana -calificada ayer como una "victoria" por Correa- tenía sólo una explicación en Santiago: Lima prefirió realizar este reconocimiento para evitar que Ecuador presentara directamente ante La Haya su postura de respaldo a Chile.

En los meses previos, el propio Correa había emplazado públicamente a Alan García, diciendo que si Lima no aceptaba su mapa, Quito estaría "obligado" a ir a la corte.

De todas maneras, en Chile señalan que el sólo hecho de que Perú aceptara la cartografía es positivo. Esto porque La Moneda tiene previsto incluir este tema en la dúplica que entregará en julio próximo ante La Haya.

Para hoy, además, se espera que el canciller Alfredo Moreno aborde el asunto.

  • Sé el primero en comentar comentarios
     
SUPLEMENTOS Y REVISTAS

País

Página 17
      LaTercera.com
      SIGUENOS TAMBIEN EN:
      ACTUALIZA TU EXPLORADOR: