Las razones que explican la vigencia del fanatismo por el cómic en Chile

Aunque la mayoría de los fans son profesionales jóvenes, adolescentes también se han sumado al fenómeno.

  • Compartir
Ampliar

Son las dos de la tarde de un lunes y en la tienda de cómics Shazam, ubicada en el paseo Huérfanos, la gente entra y sale en oleadas rápidas. "Llegó Marvel", anuncia el dueño, cuando aparece algún cliente conocido, refiriéndose a una de las novedades que atestan las repisas del pequeño local. Algunos se han escapado de la oficina, por lo que salen del local apenas tienen las historietas que fueron a buscar en la mano. Otros se pasean por largo rato, encontrando a veces la conversación de algún fanático igual que ellos.

Así es un día normal en las tiendas de cómics de Santiago, un hobby que ha sobrevivido al paso de los años y que por estos días marca fuerte presencia entre sus seguidores, apasionando a personas de todas las edades.

Corriendo de un lado a otro por la tienda, Daniel Hernández, el dueño de Shazam, una de los más importantes puntos de encuentro para los seguidores de las historietas, explica que hoy en día el panorama para los cómic es bastante favorable. "Hubo un tiempo en que internet amenazó con matar al papel, pero hoy en día las personas están comprando mucho más", comenta.

Eso se ve, por ejemplo, en los seguidores. Contrario a lo que podría esperarse, los fanáticos de los cómic no son sólo adolescentes. La mayoría de los fanáticos se concentra en jóvenes profesionales, e incluso hay espacio para adultos mayores. "Si antes eran estudiantes, ahora se recibieron y son abogados, médicos y periodistas", explica Daniel, quien lleva seis años al mando de su tienda. Que los fanáticos se mantengan en el tiempo es un punto a favor: el poder de adquisición es un elemento que ha ayudado bastante a que este mercado crezca y se popularice. Hoy en día las personas pueden comprar un par de cómics esporádicamente, sin gastar más de 5.000 pesos, pero existen seguidores que llegan a desembolsar 1 millón al mes para satisfacer sus hábitos de coleccionista.

Cine y consolas

Otro de los grandes responsables de esta mayor popularidad del cómic son la buena cantidad de películas y videojuegos que últimamente se han estrenado con personajes salidos de sus páginas: filmes como Ironman o Thor y juegos recientes como Batman: Arkham Asylum le han dado un impulso importante, lo que se ha reflejado en actividades que reúnen a éste tipo de fanáticos. Un dato: la Feria del Cómic que se realizó a fines del año pasado en la Plaza Brasil reunió a cuatro mil fanáticos, cuenta Catalina González, conocida como "La Comiquera", el título de su sitio de noticias que defiende la idea de que a las chicas también les gusta el cómic. "Es un espacio que está creciendo y que se está valorando más tanto a los profesionales que trabajan en ello como a los mismos cómics", explica.

Miguel Angel Ferrada, guionista de la serie de historietas Dr. Mortis, inspiradas en el legendario radioteatro de los años 40, concuerda. "Me parece que en términos autorales, de mercado y de conexión con el público, hemos arribado a una madurez que va a permitir una nueva etapa para la narrativa gráfica chilena".

Sin embargo, la vieja época de oro en que los cómic se vendían masivamente en los kioskos aún está lejos, "Ya no existe un cómic nacional masivo que sea la puerta de entrada al mundo del cómic", explica Paulo "DrMalo" Quinteros, del sitio especializado SalonDelMal.com. Según explica, esto ha dado paso a la popularización de un nuevo tipo de artistas, los del webcomic, historietas que se publican periódicamente por internet y luego se recopilan en tomos que se agotan rápidamente en las tiendas.

Claro que las historietas en su viejo formato aún están lejos de desaparecer. Por ejemplo, desde el jueves 31, se publicarán semanalmente una serie de 12 libros de cómic con la historia de "La Muerte de Batman", una de las más populares sagas del último tiempo, por apenas 1.990 pesos, un precio que sin duda será una invitación para quienes aún no se acercan a este hobby. La importancia del Hombre Murciélago en el mundo del cómic es determinante: es una opinión general que Batman es el héroe con más seguidores en el cómic.

Y este mercado tampoco se limita a los cómic, coleccionar las figuras de los personajes favoritos es un pasatiempo cada vez más popular. "Lo bueno es que une generaciones", explica Yan Tomas, de la tienda Toy-Box, en el Portal Lyon, "muchas veces te das cuenta que los hijos les piden una figura a sus papás y ellos les responden '¡pero si yo coleccionaba eso hace 30 años!".

  • Sé el primero en comentar comentarios
     
SUPLEMENTOS Y REVISTAS

Tendencias

Página 32
      LaTercera.com
      SIGUENOS TAMBIEN EN:
      ACTUALIZA TU EXPLORADOR: