Vapores elevará capital en US$ 500 millones y abrirá 49% de filial en Bolsa

La naviera colocará en el mercado las acciones de Saam, firma que ofrece servicios portuarios.

por Karina Ferrando
  • Compartir
Ampliar

Dos pilares tiene el nuevo plan que definió la Compañía Sudamericana de Vapores (Csav) para fortalecer su situación financiera. Se trata de un aumento de capital por US$ 500 millones y la apertura en Bolsa de hasta el 49% de la propiedad de su filial Saam, Sudamericana, Agencias Aéreas y Marítimas S.A. La compañía contrató a Celfin, para que lidere el proceso de obtención de capital fresco, que deberá ser aprobado en juntas de accionistas.

El nuevo plan lo informó a menos de un mes de la renuncia a la presidencia de la empresa de Jaime Claro, hermano del fallecido empresario y ex líder del grupo, Ricardo Claro. Ayer, la mayor naviera del país también anunció quién lo reemplazará: Juan Antonio Alvarez. Hasta ayer, el abogado de la Universidad de Chile era gerente general de Vapores y, desde siempre, el candidato para ocupar el sillón que dejó Ricardo Claro tras su fallecimiento, en octubre de 2008.

La filial que el grupo planea abrir en Bolsa ofrece servicios portuarios de estiba y desestiba, de remolcadores, de agenciamiento marítimo y de depósito y maestranza de contenedores, entre otros, en diversos puertos de Norte, Centro y Sudamérica. En su reporte 2010, Csav destaca el desempeño de Saam y afirma que sus operaciones "están mucho menos expuestas en sus resultados a los vaivenes de la demanda mundial por transporte".

En su gestión, Alvarez dirigirá la apertura de Saam al mercado, pero también tendrá que afianzar las mejoras que logró la firma en 2010 tras la crisis que comenzó en 2008. "Todavía tenemos fragilidades importantes, pues recién atravesamos la mayor crisis de la historia del negocio, pero tuvimos avances relevantes que hay que consolidar y profundizar", dice la empresa en su entrega de resultados 2010.

El plan de Vapores fue comunicado anoche a través de un hecho esencial, donde no explica las razones de las medidas que serán votadas en sendas juntas de accionistas.

Sin embargo, tras la crisis financiera de 2008, la empresa atravesó el peor momento de su historia. Esto la obligó a reestructurarse para enfrentar pérdidas de 2009: US$ 656,4 millones. En 2010, subió casi 80% sus ingresos, a un récord de US$ 5.452 millones, pero las utilidades, de US$ 170,8 millones, fueron menores a las pérdidas de 2009.

En su reporte 2010, la empresa señala que la crisis económica de 2008 y 2009 provocaron en Csav una "muy importante disminución del volumen transportado y una significativa caída en los precios promedio de fletes".

En los primeros nueve meses de 2010, dice, hubo una fuerte alza de tarifas y volumen transportado. En el último trimestre del año, sin embargo, la expansión de la demanda se estancó y las tarifas cayeron en forma relevante. La empresa prevé que la situación actual es mucho mejor a la de la crisis, pero que "los ajustes no han terminado" y que las bajas tarifas afectarán sus resultados del primer trimestre. También jugaría en contra el precio del petróleo.

Esta semana indicó en una comunicación a la SVS que, ante la caída de las tarifas y el alza del petróleo, el directorio analizaba alternativas y que no era lógico "que se mantuvieran esas tendencias porque no corresponde a una situación de equilbrio. Es difícil hacer proyecciones y estas están sujetas a fluctuaciones. Obviamente, de mantenerse estas tendencias de baja de precio y aumentos de costos, y si no se hiciera nada, como en cualquier empresa, podría llegar a traducirse en problemas de caja".

Según Vapores, su nivel de endeudamiento consolidado subirá en 2011, "producto de los financiamientos ya suscritos".

  • Sé el primero en comentar comentarios
     
SUPLEMENTOS Y REVISTAS

Negocios

Página 28
      LaTercera.com
      SIGUENOS TAMBIEN EN:
      ACTUALIZA TU EXPLORADOR: