Enade y pobreza

  • Compartir

Señor director:
La vida está hecha de paradojas y no puedo dejar de referirme a la suerte de show o montaje "artístico" realizado en la ultima Enade.
Se pudo observar el desplazamiento de un actor disfrazado de indigente que, pagado por el gobierno, se paseó entre algunas de las personas más ricas de nuestro país, y, he aquí lo sorprendente, las miradas de soslayo, las risas nerviosas, la paranoia colectiva ante la cara "real" de la pobreza. ¿Quién da derecho a hablar de miseria si ante ella se esconde la cara? Se siembra la duda si, cuando los que nos ven como números, desconocen la enajenación que ellos mismos han creado.
Jaime García L.

  • Sé el primero en comentar comentarios
     
SUPLEMENTOS Y REVISTAS

Opinión

Página 76