Chilenos crean células que evitan el rechazo de órganos

Las células creadas en laboratorios chilenos son capaces de reconocer y proteger tejidos ajenos, como los de un órgano trasplantado.

por Alexis de Ponson M.
  • Vota:
  • Promedio:
  • Compartir

Los pacientes que reciben un trasplante deben tomar de por vida inmunosupresores, medicamentos que reducen la actividad de su sistema inmune para evitar que su organismo reconozca como extraño al tejido trasplantado y lo rechace. Sin embargo, también tienen su lado oscuro: dejan más desprotegido al paciente frente a las infecciones presentes en el ambiente.

Esto podría cambiar gracias a una nueva técnica desarrollada por investigadores de la Universidad de Oxford, en Inglaterra, y la U. Andrés Bello. Los científicos lograron crear en laboratorio células capaces de reducir el rechazo y proteger los nuevos tejidos implantados. Para esto utilizaron células inmunes del propio paciente, las cuales fueron transformadas en laboratorios chilenos y probadas en Inglaterra.

Todo surgió a partir de la curiosidad de Carolina Alarcón-Moore, doctora en Biociencias Moleculares, quien trabajó cinco años en el área de trasplantes de la Universidad de California, en Los Angeles (Ucla). "Me llamaba la atención el uso de inmunosupresores que deprimen el sistema inmune completo y te deja expuesto a cualquier infección que ande dando vuelta e incluso a cáncer", explica.

Esto la llevó a enfocar su tesis doctoral en la búsqueda de una solución alternativa. Para esto acudió a los linfocitos T reguladores, cuya función es controlar la reacción del sistema inmune cuando reconoce un agente extraño en el organismo. Su trabajo fue diseñar células de este tipo encargadas exclusivamente de reconocer y proteger a los tejidos trasplantados.

Alarcón-Moore tomó linfocitos T vírgenes, es decir, células inmunes que se encuentran a la espera de entrar en acción, las que fueron cultivadas en laboratorio junto a células del tejido que iba a ser trasplantado para habituarse a ellas. También agregó al cultivo citoquinas, sustancias que les indican a los linfocitos que deben actuar como reguladores y no convertirse en células asesinas. En seis días, los científicos lograron crear linfocitos T reguladores especializados en evitar una reacción inmune contra los nuevos tejidos.

Luego, la investigadora viajó con las células hasta la Universidad de Oxford, en Inglaterra, donde éstas fueron injertadas en un ratón con trasplante de corazón, al cual también se le suministró una dosis muy pequeña de inmunosupresores. Así, lograron que el roedor tolerara bien el trasplante y evitaron la ocurrencia de rechazo.

"Lo encontramos maravilloso porque funciona perfecto. Uno busca eliminar completamente el uso de inmunosupresores, pero tomará tiempo. A corto plazo, estas células se podrían usar en conjunto con dosis bajas de inmunosupresores que no afecten el sistema inmunológico", explica Alarcón-Moore.

Mario Rosemblatt, experto en inmunología molecular y profesor guía de la tesis, explica que el desarrollo de estas células también podría ayudar a aquellos pacientes en los cuales los fármacos inmunosupresores no causan ningún efecto. "Esto podría utilizarse como una terapia de rescate en aquellos casos en que la vida del paciente está en peligro", explica Rosemblatt.

Según Alarcón, también se podría desarrollar linfocitos T reguladores que permitan al organismo tolerar incluso órganos de donantes incompatibles.

Transplantes en Chile

80 mil personas se niegan a donar órganos en Chile pese a que la ley lo incentiva.

1.698 pacientes en espera había en Chile hasta diciembre de 2009.

600 millones destinó el Minsal para mejorar el sistema de trasplantes el año pasado.

284 trasplantes se realizaron en total durante el año pasado en nuestro país.

  • Sé el primero en comentar comentarios
     
SUPLEMENTOS Y REVISTAS

Tendencias

Página 32
 

Te recomendamos ver