Gobierno envía a intendente a Rapa Nui por conflicto con clanes isleños

Ocho clanes mantienen tomados siete predios fiscales que reclaman como propios.

  • Vota:
  • Promedio:
  • Compartir

Una salida pacífica al conflicto desatado en Isla de Pascua por la tenencia de tierras ancestrales buscará hoy el gobierno, con el envío del intendente de Valparaíso, Raúl Celis, a la zona. Hasta ayer, eran siete los predios fiscales ocupados por casi 70 personas.

La seguidilla de ocupaciones -que afecta a terrenos que rodean dependencias de Bienes Nacionales, del MOP, del Ministerio del Interior, del municipio, del liceo, del museo y del hotel Hanga Roa-, es liderada por ocho clanes pascuenses, apoyados por el Parlamento Rapa Nui. Exigen la restitución de antiguos predios que fueron cedidos a funcionarios y reparticiones públicas.

A ello se suma la lentitud en la entrega de terrenos a familias originarias que, según el gobernador Pedro Edmunds, está paralizada hace 11 años y mantiene a más de 1.200 pascuenses en lista de espera.

Valeria Pakarati, descendiente del clan Tupa Hotu, explicó que "queremos que arrienden, que paguen por su lugar donde vivir y que (nos da) una oportunidad a nuestras familias para vivir. Están viviendo gratis, les traen mercadería en barco, sus autos, y nuestros hijos no tienen dónde vivir".

Los miembros de cada clan se han instalado con banderas de la etnia y son vigilados por carabineros. "Botaron el cerco, cortaron los árboles, hicieron fogatas y se instalaron en el jardín. Tengo a 10 personas cocinando en el patio. Dicen que no nos harán nada, pero que busquemos otro sitio, porque este terreno es de su familia", dijo la delegada del Ministerio del Interior, Amelia Olivares.

Según Edmunds, las familias no serán desalojadas a menos que se desaten conductas violentas, a la espera de la instauración de una mesa de diálogo. Esta se conformará hoy, con la llegada del intendente Celis, quien anoche se reunió en La Moneda con el ministro Secretario General de la Presidencia, Cristián Larroulet y la ministra de Bienes Nacionales, Catalina Parot para analizar el conflicto.

Celis dijo que existe la posibilidad de ceder algunos inmuebles, pero que no habrá dialogo "mientras las personas que están en la toma no depongan su actitud". Precisó además que el gobierno pondrá urgencia a la reforma constitucional para controlar la migración en la isla y que se analizarán individualmente los reclamos de cada familia, para determinar su validez.

El presidente del parlamento Rapa Nui, Leviante Araki, explicó que pedirán modificar el Estatuto Especial en trámite legislativo, para que fortalezca el rol de los representantes de la etnia en la administración insular.

La alcaldesa de Isla de Pascua, Luz Carmen Zasso, indicó que el movimiento responde a dos preocupaciones de la isla: el migratorio y la restitución de tierras. "Dicen que somos territorios especiales, pero no tenemos ninguna legislación. Queremos tener autonomía, tomar decisiones. Queremos respuestas y no promesas", dijo.

Además, la fiscalía abrió una indagación por las amenazas de muerte que habría recibido el presidente del Consejo de Ancianos, Alberto Hotus, quien rechaza la radicalización del movimiento Rapa Nui, lo que ha provocado molestia entre los miembros del Parlamento.

RR

  • Sé el primero en comentar comentarios
     
SUPLEMENTOS Y REVISTAS

País

Página 11

Otras noticias de la página

 

Te recomendamos ver